Nuevo Amanecer, la cooperativa que ejemplifica la opacidad de Fonagro

En una aldea de San Pedro Carchá, llamada Sexuctí, se encuentra a unos metros de la escuela, un terreno con un pequeño letrero: Cooperativa Integral de Comercialización “Nuevo Amanecer”.

Esta entidad, conformada por 34 productores de café, recibió en 2016 un aporte no reembolsable del Fondo Nacional para la Reactivación y Modernización de la actividad agropuecuaria (Fonagro). En total, según los documentos, “Nuevo Amanecer” recibió 3 millones 719 mil 668 quetzales. 

Ese dinero representa el 70% de los fondos destinados en 2016 a las cooperativas. Sin embargo, cómo se convirtió la Cooperativa Nuevo Amanecer en la favorita de Fonagro es una historia que plantea muchas preguntas sin responder. 

“Nuevo Amanecer” formaba parte de la Federación de Cooperativas Agrícolas de Productores de Café de Guatemala (Fedecocagua), pero en septiembre de 2016 renunció a la misma. 

Según el acta 813 de junta directiva de Fedecocagua, los dirigentes de “Nuevo Amanecer” explicaron que estaban obligados a retirarse porque esa era la condición ineludible que les exigían para acceder a los recursos del fideicomiso. El documento indica textualmente que la cooperativa "formará parte de un proyecto por parte de Fonagro", cuyo responsable sería el hijo del Ministro de Agricultura, "quien tiene planes de instalar una tostaduría para exportar café a Taiwan y Arabia, por lo que condicionó a las cooperativas a desafiliarse de Fedecocagua y así ser partícipes y recibir los beneficios de dicho proyecto".

Dos meses más tarde, los directivos de Fedecocagua volvieron a tener noticias de la relación entre Fonagro y la Cooperativa Nuevo Amanecer, esta vez, vía una carta del Instituto Nacional de Cooperativas, Inacop. El secretario del consejo directivo de dicha entidad, Luis Alberto Montenegro, les informó que los cooperativistas llegaron a consultarles si era apropiado aceptar la propuesta de Fonagro y desligarse de Fedecocagua.

A raíz de ello, realizaron una investigación de campo, mediante la cual los cooperativistas les reiteraron que "una persona que se identificó como empleado de Fonagro", cuyo nombre dijeron no recordar, salvo que "era hijo del Ministro", visitó varias veces la cooperativa con una comitiva armada para proponerles el proyecto y que en una ocasión amenazó de muerte a uno de los miembros de la cooperativa. 

Según el informe de campo, firmado por el técnico Edgar Raymundo Rey Luc, se aconsejó a los cooperativistas que permanecieran unidos y se les recordó que gozaban de "autonomía propia". Posteriormente, Inacop informó a Fedecocagua de la situación que vivía la Cooperativa Nuevo Amanecer.

Consultado al respecto, el gerente de Fonagro, Felix Giovanni Arroyo, se mostró extrañado por varias razones. Aseguró que ningún hijo del Ministro de Agricultura trabaja en Fonagro. Luego que el procedimiento normal en Fonagro es que las cooperativas se acerquen para exponer sus proyectos y esperen a ser elegidos y beneficiados, no al revés; y por último indicó que Fonagro trabaja bien con Fedecocagua por lo que no habría razón para solicitar una renuncia. 

Por su parte, el titular de Agricultura, Mario Méndez Montenegro, negó cualquier vinculación con la Cooperativa Nuevo Amanecer. “Mi hijo no es parte del Ministerio ni parte de Fonagro. Usted sabe que como funcionario de gobierno uno está muy susceptible a rumores y esas cosas. Mi hijo no tiene absolutamente nada que ver con el Gobierno”, aseguró Méndez. “Me molesta muchísimo que digan estas cosas, si ellos tienen las pruebas sería bueno que las presenten”.  

Las dudas de la Contraloría

Por la relación de Fonagro y la cooperativa “Nuevo Amanecer”, la Contraloría General de Cuentas (CGC) impuso multas por un total de 232 mil 847 quetzales a cuatro funcionarios, incluyendo al Ministro de Agricultura. 

En el informe de auditoría se señalan varios hallazgos. La cooperativa recibió el desembolso de 3.7 millones de quetzales el 26 de septiembre, aunque aún no contaban con libros de actas autorizado por la CGC y que el recibo del dinero fue emitido en fecha posterior.

Otro hallazgo es que, a pesar que era parte del trato entre ambas partes, la cooperativa no cuenta con la maquinaria  o equipo, ni con las instalaciones necesarias para realizar este proceso. Según los dirigentes de la cooperativa, ellos mostraron documentos que respaldaban los equipos e infraestructura que prometieron, pero en la visita de la auditoría no fue corroborable. 

Seis meses después de esa visita, Soy502 también llegó al lugar. La cooperativa sigue sin tener instalaciones, pues hasta este momento se están construyendo y tampoco estaba la maquinaria y el equipo del beneficio de café en el lugar. 

La oficina y el beneficio de café aún está en etapa de construcción. (Foto: Alejandro Balán/Soy502)
La oficina y el beneficio de café aún está en etapa de construcción. (Foto: Alejandro Balán/Soy502)

Además, los auditores señalaron estas otras deficiencias en el control de la cooperativa: 1. No hay informes mensuales de intereses bancarios de los fondos no reembolsables 2. No presentaron informes de avances físicos, técnicos y financieros 3. No dieron seguimiento a las recomendaciones técnicas 4. No se encontraron expedientes de fianzas a favor de Fonagro 5. No se encontró resolución favorable del Ministerio de Ambiente para el proyecto.

El Subcontralor de calidad de gasto, César Elías, indicó que los problemas reflejados e la administración de la Cooperativa Nuevo Amanecer son recurrentes. "A menudo se le otorgan fondos considerables a entidades que no tienen la capacidad técnica para administrarlos", explicó. 

Los sueños de la Cooperativa

Julio Amilcar Cac es el presidente de la Cooperativa “Nuevo Amanecer”. Sentado en una silla plástica, al aire libre en el terreno donde se construirá el beneficio de café empieza a explicar su relación con Fonagro con una frase sencilla: “Tenemos un sueño, llevar nuestro café fuera de Guatemala”. 

Sin embargo, poco puede explicar de los detalles de la relación, el acercamiento y los hallazgos de la Contraloría. Incluso, no tiene certeza de cuánto dinero recibieron de Fonagro. “Son como 600 mil quetzales”, dice antes que el Secretario de la Cooperativa, Jorge Antonio Chu, lo corrija: “Son entre 4 y 5 millones de quetzales”. 

Jorge Antonio Chu es el secretario de la Cooperativa Nuevo Amanecer. (Foto: Alejandro Balán/Soy502)
Jorge Antonio Chu es el secretario de la Cooperativa Nuevo Amanecer. (Foto: Alejandro Balán/Soy502)

Chu, que en ningún momento se despega del presidente de la Cooperativa, confirma que autoridades de Fonagro fueron los que se acercaron a ellos. “Nos eligieron porque nunca hemos tenido problemas”, asegura. 

Hasta ahora, según el portal Guatecompras, la cooperativa ha gastado 2 millones 683 mil 217 quetzales de los fondos recibidos. Se trata de dos concursos publicados en el portal. Uno por la “Linea de Producción para el proyecto procesamiento y comercialización de café tostado” por un monto de 1 millón 812 mil 877 quetzales y el otro por “Infraestructura Productiva” con un monto de 870 mil quetzales. 

Ambas compras fueron adjudicadas a una misma persona, Cristian Leonardo Sosa Álvarez. 

El fin de Fonagro

El fideicomiso tiene sus días contados. En septiembre de 2019 vence, luego de 25 años de existencia. Su gerente, Felix Arroyo asegura que por ello trabajan más para poder beneficiar a la mayor cantidad de personas. Niega que Fonagro tenga personal que viaje a ofrecer el apoyo a las cooperativas, tal y como aseguran los dirigentes de “Nuevo Amanecer” que sucedió en su caso y finaliza con una frase que remarca: “Es un secreto a voces que todos se quieren aprovechar de ellos y nosotros queremos protegerlos”.  

Al hablar del caso de la Cooperativa Nuevo Amanecer y Fonagro, el secretario del consejo directivo de Inacop, Luis Alberto Montenegro, se lleva las manos a la cabeza. "Los problemas del fideicomiso son históricos", indica. "Pese a las buenas intenciones, hay quienes lo han querido usar como la chequera del Ministerio".

08 de agosto de 2017, 06:08

cerrar