Obama pide al Congreso cierre del centro de detención de Guantánamo

El centro de detención que Estados Unidos mantiene en la base militar de Guantánamo, en Cuba, es "caro e innecesario" y sirve solo para reclutar enemigos, y por ello debe ser cerrado, dijo este martes el presidente estadounidense Barack Obama ante el Congreso.
 
En su último discurso del estado de la Unión antes de abandonar la Casa Blanca en 2017, Obama retomó su vieja promesa de campaña de cerrar el centro de detenciones y que hasta ahora no ha podido cumplir, a pesar de sus repetidos llamados al Congreso a sumarse al esfuerzo.
 
El liderazgo que el país precisa depende del poder de nuestro ejemplo (...) Es por eso que continuaré trabajando por el cierre de la prisión de Guantánamo (...) Es cara e innecesaria, y solo sirve como atractivo para reclutar a nuestros enemigos
Barack Obama
, presidente de Estados Unidos
 
 
 
Mantener abierta la prisión, instalada en la base naval de Guantánamo, ha sostenido Obama, "debilita la seguridad nacional" de Estados Unidos al destinarle enormes recursos financieros y a la vez dar una herramienta de propaganda a los yihadistas.
 
Obama anunció en diciembre la expectativa de la Casa Blanca de reducir en lo que sea posible el número de detenidos en Guantánamo "a menos de 100" personas a inicios de este año.
 
 
Obama: "Estados Unidos es cada inmigrante, es lo que somos"
 
Obama, también sacó la recuperación económica lograda durante su mandato, pero admitió que junto a esta se han producido "cambios profundos" que mantienen a muchos estadounidenses preocupados.
 
Reconoció que los inmigrantes no son los causantes de los bajos sueldos, ya que "Estados Unidos es cada migrante, es lo que somos", afirmó
 
 
"EE.UU. tiene la economía más fuerte y más duradera del mundo. Más de 14 millones de nuevos puestos de trabajo, los dos años de mayor crecimiento de empleo desde los 90, el desempleo reducido a la mitad. Cualquiera que diga que la economía de EE.UU. está en declive está vendiendo ficción", indicó Obama.
 
 
Sin embargo, el mandatario admitió que "muchos estadounidenses" están preocupados porque la economía "ha estado cambiando de forma profunda" al citar el reemplazo de puestos de trabajo por tecnologías autómatas, la libertad de movimiento internacional para las empresas y el aumento de las desigualdades. 
 
*  Con información de EFE, Univisión

12 de enero de 2016, 20:01

cerrar