Obama limita a la NSA, pero mantiene la recolección de datos

Obama aseguró que la NSA deberá pedir permiso a una corte para tener acceso a los datos de una persona de interés especial. (Foto: AFP)

Obama aseguró que la NSA deberá pedir permiso a una corte para tener acceso a los datos de una persona de interés especial. (Foto: AFP)

WASHINGTON. - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, recortó este viernes las atribuciones de la Agencia Nacional de Inteligencia (NSA) al establecer salvaguardas a las libertades civiles, pero mantendrá la recolección de información.

En un esperado discurso que delineó los cambios en los programas dejados al descubierto por el ex analista de inteligencia Edward Snowden, Obama aseguró también que puso un freno a la interceptación de comunicaciones de líderes extranjeros aliados.

"Hemos dejado claro a la comunidad de inteligencia que, a menos que haya un urgente propósito de seguridad nacional, no vamos a monitorear las comunicaciones de jefes de estado y de gobierno entre nuestros más próximos amigos y aliados", dijo el mandatario en su discurso.

Obama comentó que los servicios continuarán reuniendo "informaciones sobre las intenciones de los gobiernos alrededor del mundo", como lo hacen los otros países. "No vamos a disculparnos porque nuestros servicios son más eficaces", dijo.

No obstante, agregó que "los jefes de Estado y de gobiernos con quienes trabajamos en estrecha colaboración (...) deben tener confianza en el hecho de que los trataremos como verdaderos asociados".

Documentos revelados del ex analista de seguridad Edward Snowden mostraron la interceptación de comunicaciones de líderes considerados aliados de EEUU, como la jefa del gobierno alemán, la mandataria de Brasil o el presidente mexicano Enrique Peña Nieto.

...los críticos están en lo cierto cuando apuntan que sin salvaguardas, este tipo de programa puede ser usado para conseguir más información sobre nuestras vidas privadas...
Barack Obama
, Presidente de Estados Unidos.

Obama también propuso ofrecer nuevos mecanismos de protección a extranjeros cuyos datos fueron recolectados por la NSA, que se suman a los millones de páginas de datos de comunicaciones telefónicas e Internet en todo el mundo.

"Considerando el poder único del Estado, no es suficiente que los líderes digan: 'confíen en nosotros, no vamos a cometer abusos con los datos que recolectamos", dijo Obama.

El conjunto de propuestas de Obama representan la búsqueda de un compromiso entre las demandas de los defensores de las libertades civiles, que consideran inconstitucional la recolección de datos, y las resistencias a cualquier cambio en la comunidad de inteligencia.

El centro de los cambios es el compromiso presidencial de poner fin a la recolección de metadatos telefónicos detallando la duración y destino de llamadas aunque no su contenido.

"Creo que los críticos están en lo cierto cuando apuntan que sin salvaguardas, este tipo de programa puede ser usado para conseguir más información sobre nuestras vidas privadas, y abrir la puerta a programas de recolección de datos más intrusivos", dijo.

Obama apuntó que "necesitamos un nuevo abordaje. Por eso, ordené una transición que eliminará al programa de recolección de metadatos como existe actualmente, la Sección 215, y establecer un mecanismo que preserve las capacidades que tenemos sin que el gobierno mantenga esos metadatos".

Por eso, el presidente orientó al secretario de Justicia, Eric Holder, y a la propia NSA, que elaboren en 60 días una alternativa para almacenar esos datos.

Además, adelantó que a partir de ahora los agentes de la NSA deberán pedir permiso a una corte para tener acceso a los datos de una persona de interés especial.

Sin embargo, Obama dejó claro que la retención de datos telefónicos puede convertirse en una herramienta vital para que los mecanismos de inteligencia detecten contactos entre "sospechosos de terrorismo", y que por ello debe continuar.

17 de enero de 2014, 11:01

cerrar