Un Observatorio Astronómico para Guatemala

Emilio Eva, organizador del concurso del diseño del primer Observatorio Astronómico de Guatemala (Foto: OAG)

Emilio Eva, organizador del concurso del diseño del primer Observatorio Astronómico de Guatemala (Foto: OAG)

 

El martes 13 de septiembre de 2016, se registró un hito en la astronomía guatemalteca. En el penthouse del edificio OEG en la ciudad de Guatemala, se llevó a cabo un acto poco común: la premiación de diseño ganador del futuro Observatorio Astronómico de Guatemala.

Asistentes al evento de premiación, el 13 de septiembre de  2016. (Foto: OAG)
Asistentes al evento de premiación, el 13 de septiembre de 2016. (Foto: OAG)

Puedo confesar que mis ojos y mis oídos no daban crédito a lo que estaba pasando. En 30 años de estar ejerciendo la astronomía, he visto cómo muchas ideas de crear un planetario para Guatemala han fracasado y no digamos la de crear un observatorio astronómico.

Este peso también gravitó en contra de Emilio Alejandro Eva Arévalo, joven emprendedor guatemalteco, egresado de la carrera de Diplomado en Astronomía de la Universidad Galileo, quien no se dejó vencer por la adversidad y entre más le dijeron: “No se puede”, mas luchó por conseguir que se llevara a cabo lo que muchos consideraron imposible.

Premiación del diseño ganador, a quien se le entregó un premio de 3 mil dólares. (Foto: OAG)
Premiación del diseño ganador, a quien se le entregó un premio de 3 mil dólares. (Foto: OAG)

Crear un Observatorio Astronómico para Guatemala no es una tarea fácil. Primero hay que diseñarlo y ese fue el primer paso. El concurso para el diseño del mismo fue anunciado por la organización del OAG, quienes ofrecieron un premio de $3,000 (¡3 mil dólares!) para el diseño ganador y 1 mil 500 dólares para el segundo y tercer lugar.

A pesar de las críticas de los escépticos de este proyecto, la OAG cumplió entregando el premio a los arquitectos Javier Penados y Guillermo Paiz, del Grupo 155, que ganó el primer lugar y a los concursantes que ganaron segundo y tercer lugar.  "Emilio nos dio una lección esta noche", pensé para mis adentros, "hizo algo diferente, algo que los demás no hicimos en los últimos 20 años y debemos estudiar qué fue. Debemos apoyarlo, yo fui testigo de 2 o 3 proyectos, de verlos fracasar y fracasar de nuevo. Esta noche se avanzó más que los proyectos anteriores y ahora no debemos parar aquí".

Diseño ganador. (Foto: OAG)
Diseño ganador. (Foto: OAG)

El diseño ganador es muy atractivo en sus líneas arquitectónicas; contiene una cúpula para el telescopio astronómico grande, la cual se ubica a la derecha. Cuenta con otra cúpula para un observatorio solar en el extremo del rectángulo que pasa por el círculo central. Cuenta con área de cafetería, salón de conferencias, área para telescopios pequeños, exposición de astrofotografías y algo más. Tener un observatorio así será un sueño hecho realidad. 

Crear un observatorio astronómico también es hacer patria. El observatorio aumentará el índice de cultura de nuestro país, y Guatemala es un país que se lo merece, porque tiene una larga tradición en astronomía. Desde la civilización maya, se realizaba esta práctica, por lo que este proyecto conecta y da valor a ese trabajo como fabulosos astrónomos de la antigüedad. 

De acuerdo con Emilio Eva, uno de los objetivos del observatorio es que los guatemaltecos podamos ver cuál es nuestro lugar en el universo. Son valores, son principios tan grandes, que vale la pena haber hecho este esfuerzo, porque tocará la vida de muchas personas.

Edgar Castro, presidente de la Asociación Guatemalteca de Astronomía, y Mario Enríquez, observan y toman fotos de los diseños finalistas. (Foto: OAG)
Edgar Castro, presidente de la Asociación Guatemalteca de Astronomía, y Mario Enríquez, observan y toman fotos de los diseños finalistas. (Foto: OAG)

El doctor Iván Azurdia, intelectual y miembro del jurado, dijo estas palabras que vale la pena leer y mantener en mente: “La idea de un observatorio en un país del tercer mundo, donde hay desnutrición, muchas carencias, plantea la pregunta de cómo vamos a desarrollar ciencia del primero mundo con los problemas que tenemos. La respuesta es precisamente que no podemos abandonar el mundo ni abandonar nuestros sueños. Ese argumento falaz que invita a cerrar las universidades porque solo tenemos que educar a niños de primaria y de básicos, que aparenta que no merecemos tener profesionales, que no merecemos tener ciencia, ni explorar el universo se convierte en una oportunidad cuando hay 46 mil millones de quetzales que envían  millares de guatemaltecos que están en el extranjero, que producen y trabajan, que aportan a esta economía porque aquí no hay oportunidades, que allá sí son astrofísicos, teólogos, arquitectos. Entonces, nosotros como sociedad, como guatemaltecos, como centroamericanos, no podemos renunciar a la posibilidad de soñar y de crear oportunidades para nuestra gente. Por eso es importante. Este es el primer paso. ¡Este observatorio se va a construir! Lo que ustedes diseñaron se va a construir. Ese es el compromiso”.

Doctor Iván Azurdia, intelectual guatemalteco, dando su discurso. (Foto: OAG)
Doctor Iván Azurdia, intelectual guatemalteco, dando su discurso. (Foto: OAG)

El Observatorio Astronómico de Guatemala abrirá camino a los estudiantes de Astronomía de las diferentes universidades del país, como el Diplomado en Astronomía de la Universidad Galileo y futuras carreras que se abran, ya que les dará un lugar para realizar sus observaciones y proyectos. También los astrónomos aficionados tendrán un rol importante en el observatorio, como lo será la promoción y divulgación de eventos astronómicos, contándose con el apoyo de la Asociación Guatemalteca de Astronomía (AGA), así como del Club de Ciencias y Astronomía de la Universidad Rafael Landívar, el Club de Astronomía de la Universidad de San Carlos, el de la Del Valle, etc.  

Los estudiantes de Astronomía podrán tener donde realizar grandes proyectos. (Foto: Edgar Castro)
Los estudiantes de Astronomía podrán tener donde realizar grandes proyectos. (Foto: Edgar Castro)

El observatorio desencadenará flujos de personas hacia un centro que permitirá realizar actividades relacionadas con el espacio y las estrellas, cosa que actualmente no existe por carecer de una sede equipada donde realizarse. Pero ese flujo habrá empezado con algo aparentemente sencillo, con el sueño de un estudiante de tener el primer Observatorio Astronómico de Guatemala. Aplaudo a Emilio Eva, por su iniciativa y su tenacidad,  ojalá surjan más "emilios" en nuestra sociedad.

*Las opiniones publicadas en las columnas son responsabilidad de su autor, no de Soy502

22 de septiembre de 2016, 16:09

cerrar