Operación Panito: llevar comida a los necesitados (y tú puedes ayudar)

En esta época de fin de año, las familias se preparan para disfrutar de una cena especial al lado de sus seres queridos. El pavo, las uvas, las manzanas, los tamales, el ponche y el chocolate son algunos de los elementos que no pueden faltar en la mesa en estas fiestas.

Sin embargo, hay personas con muchas necesidades, sin hogar y que viven en las calles y avenidas de la ciudad, que soportan frío y hambre a diario. 

  • BUENAS ACCIONES...

Ante esa necesidad, surge Operación Panito, formada por un grupo de jóvenes que cada sábado acude al Centro Histórico para compartir un desayuno con las personas sin hogar. 

Desde las cinco y media de la mañana, los organizadores y voluntarios llegan a un costado de la Catedral Metropolitana donde instalan una mesa y organizan a los visitantes para repartirles un desayuno y café caliente.

¿Cómo nació Operación Panito?

La idea surgió hace 25 años, un 24 de diciembre. Lo iniciaron un grupo de jóvenes emproistas con el fin de llevar un tamal a las personas de escasos recursos, pero la buena acción terminó creciendo mucho más.  

"Ante la necesidad se siguió llegando todos los sábados de modo que las personas que recibían el alimento se empezaron a organizar y ahora cada fin de semana nos esperan a un costado de la Catedral para recibir su panito y cafecito", explica Susana Morales, de Operación Panito

Los primeros en ser atendidos fueron las personas sin hogar que deambulan por la Plaza de la Constitución, luego se empezó a expandir a otros lugares como el Parque San Sebastián y también se hacen visitas a la Unidad Nacional de Oncología Pediátrica y el hogar de niños Marian Guirola.

Morales señala que no existe un perfil para ser voluntario de esta causa, solo tener la voluntad y el ánimo de dar amor y alegría al prójimo. "Nos acompañan niños desde seis años hasta familias enteras", resalta. 

El nombre Operación Panito surgió porque el menú que ofrecen siempre ha sido un pan complementado con frijoles, jamón o huevo, acompañado de un vaso de café caliente. 

Sin embargo, también han encontrado algunos obstáculos en su camino. Anteriormente visitaban el hospital general San Juan de Dios, pero han tenido complicaciones para ingresar. 

"Queremos seguir con la labor de llevar amor a través de un panito. También queremos crecer mucho más, tener mas voluntarios para llegar a mas personas y regresar al San Juan de Dios", añade Morales.

  • GENEROSIDAD...

Sin embargo, debido a que todo lo que se utiliza es en base a donaciones, a veces requieren de vasos desechables, servilletas, café instantáneo, bolsas grandes de frijoles volteados, azúcar y pan dulce

Si deseas apoyarlos, puedes contactarte con ellos a través del correo electrónico operacion.panito@gmail.com o asistir a un costado de la Catedral Metropolitana cada sábado a partir de las cinco y media de la mañana para entregar los desayunos a quienes más lo requieran. 

08 de diciembre de 2016, 07:12

cerrar