Papa Francisco dormirá en la misma habitación que San Juan Pablo II

La Nunciatura Apostólica de México será el lugar donde pernocte el Papa Francisco durante su visita a ese país norteamericano. (Imagen: Captura de YouTube)

La Nunciatura Apostólica de México será el lugar donde pernocte el Papa Francisco durante su visita a ese país norteamericano. (Imagen: Captura de YouTube)

Por una costumbre milenaria, los Papas no duermen en hoteles cuando visitan algún país, pasan la noche en territorio propio, es decir, en las sedes vaticanas alrededor del mundo y México no es la excepción.

Por tal razón, durante su viaje a México el Papa Francisco dormirá cinco noches en la Nunciatura Apostólica, ubicada en el sur de la Ciudad de México. El máximo jerarca de la Iglesia Católica ocupará la misma habitación dónde durmió Juan Pablo II en su paso por tierra mexicana, y la misma que utiliza el nuncio apostólico, monseñor Christophe Pierre.

Su santidad dormirá exactamente en el mismo cuarto donde el Papa Juan Pablo II ha dormido ya en tres viajes y es el cuarto que yo utilizo
Christophe Pierre
, Nuncio apostólico de México.

Aunque el sumo pontífice visitará otras ciudades: Ecatepec, Estado de México; Morelia, Michoacán; San Cristóbal de las Casas y Tuxtla Gutiérrez, en Chiapas, regresará cada noche a la Ciudad de México y dormirá en la Nunciatura. Sólo en el último día de la visita papal, el 17 de febrero cuando viaje a Ciudad Juárez, Francisco ya no regresará a la capital mexicana, volará directo hacia Roma.

Pierre explicó que el Santo Padre es una persona con mucha energía, pero que se le proporcionarán todas las condiciones para que él pueda “cada mañana ser alegre y encontrar a la gente”, por lo tanto, “no va a tener mucho tiempo para disfrutar de la casa, solamente la cama y va a comer en la noche rápidamente, el desayuno en la mañana y ya de camino en las calles de México, pero lo que vamos a intentar ofrecerle es un tiempo de descanso”.

Haciendo honor a la sencillez y austeridad de Francisco, Pierre dejó en claro que a la residencia no se le reconstruyó nada, eso sí, admitió lo evidente, le sacan todo el lustre posible. La última vez que un máximo jerarca de la Iglesia Católica pernoctó en esa casona fue en agosto de 2002, siendo pontífice San Juan Pablo II.

Respecto de las tradicionales “Mañanitas” y mariachis que los mexicanos acostumbran llevar, como lo hicieron con San Juan Pablo II, el anfitrión descartó dichas expresiones.

*Tomado de Notimex

12 de febrero de 2016, 19:02

cerrar