Papa Francisco se va de México en medio de multitudinaria despedida

El papa Francisco concluyó este miércoles 17 de febrero su maratónica visita de cinco días a México despedido por miles de fieles que lo vitorearon a lo largo del camino y en el aeropuerto de Ciudad Juárez, donde abordó el avión de regreso a Roma.
 
Con banderines, los fieles dijeron adiós al Papa entre los acordes de un mariachi y el espectáculo de un grupo de danza, antes de celebrarse una ceremonia oficial de despedida con la presencia del presidente Enrique Peña Nieto y la jerarquía católica mexicana.
 
 

El pontífice, visiblemente alegre, fue despedido en el Aeropuerto Internacional Abraham González por unos cinco mil fieles que acudieron a la ceremonia para darle el adiós.
 
 
Los mariachis volvieron a sonar, como sucedió durante toda su visita, para despedir al jefe de la Iglesia católica, quien se reunió en privado con el presidente Enrique Peña Nieto durante unos minutos antes de abordar el avión de Aeroméxico, bautizado "Misionero de paz".
 
 
En la alfombra roja rumbo a la aeronave fue abrazado por un grupo de niños que le entregaron un cartel que decía: "Su santidad, los mexicanos rezamos por usted, usted rece por nosotros".
 
 
"Me he sentido acogido, recibido por el cariño, la esperanza de esta gran familia mexicana. Gracias por abrirme las puertas de su vida", dijo Jorge Mario Bergoglio a través de la red social Twitter poco antes de que el avión despegara con rumbo al Vaticano.
 
  
Durante su visita a México, en la que recorrió seis localidades en cinco días, el papa argentino se reunió con niños, jóvenes, presos, indígenas, víctimas de la violencia, migrantes, trabajadores, empresarios, políticos y autoridades.
 
* Con información de EFE y AFP
 

17 de febrero de 2016, 21:02

cerrar