El papel de las mujeres en el cambio de Guatemala

De día o de noche, las mujeres han sido un pilar fundamental en los movimientos reivindicativos de las últimas semanas. (Foto: Esteban Biba/EFE)

De día o de noche, las mujeres han sido un pilar fundamental en los movimientos reivindicativos de las últimas semanas. (Foto: Esteban Biba/EFE)

Las mujeres en Guatemala representan un 53% del padrón electoral. No obstante cuentan con 19 candidatas y 7 alcaldesas municipales, ninguna de ellas indígena. La representación aún está muy lejos de la composición de la población y eso exigen las asociaciones de mujeres que han conseguido introducir su máxima dentro de las reformas a la Ley electoral y de partidos políticos (LEEP).

La necesidad de un cambio integral en Guatemala es evidente. Por ello, aprovechando la coyuntura política, se agruparon diversas organizaciones de mujeres para fortalecer el movimiento reivindicativo. Además no faltaron y estuvieron presentes en todas las protestas cívicas.

Cada organización mantuvo sus prioridades, hasta que se dieron cuenta de que ganaban más con una sóla voz. De esa forma surgió el movimiento femenino que engloba 40 organizaciones interesadas en la reforma.

"Hay que ver más allá de un momento electoral y de un sistema de estado que es excluyente, es una deuda con las mujeres y con los pueblos indígenas", señaló Alicia López, representante de Asociación Política de Mujeres Mayas (Moloj).

Infografía de ONU Mujeres Guatemala
Infografía de ONU Mujeres Guatemala

Las demandas ya están hechas y el siguiente paso es que los diputados aprueben la reforma en el pleno, según explicó Lindsley Tillit, representante de Alas de Mariposa. "Fueron electos para cumplir con las demandas ciudadanas, no nos pueden decir que no y no se vale que se concentren en su campaña, si no que demuestren su voluntad política", agregó.

La estrategia

Las mujeres aprovecharon su compromiso para poder participar en los tres escenarios planteados por la Universidad San Carlos (USAC), el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y el Congreso.

Este martes el hemiciclo conoció las conclusiones a las que llegaron las mesas técnicas. "Hay puntos que sí que pueden entrar para esta convocatoria como el voto nulo vinculante, la no reelección o el transfugismo, señaló Tillit.

Las mesas técnicas han sido muy desgastantes, pero ha sido un buen ejercicio de posicionar los derechos de las mujeres.
Lins Tillit
, Alas de Mariposa

No obstante, quedan otros más complejos como la paridad y la alternabilidad, que son sus demandas particulares, que podrán darse para los próximos comicios, ya que por ahora ya quedaron cerradas las inscripciones de candidatos.

"Esto nos da una oportunidad de trabajar con las mujeres de los partidos políticos y trabajar su representatividad", remarcó viendo la cara positiva del asunto.

¿Ahora qué?

Hay muchas mujeres que hoy día son la base de los partidos políticos, pero que luego no ocupan ni mandos medios ni puestos de postulación. Pasar de un cambio particular a un cambio colectivo llevará varios años en la sociedad, lo positivo es que se cumpla un punto de no retorno con los avances conseguidos.

No importa que llegue un hombre o una mujer, lo que corresponde es que cumpla con lo pactado y normado para el desarrollo de las mujeres en la sociedad.
Alicia López
, representante de Moloj

Son muchos los grupos que están unidos con diferentes intereses. Sin embargo, como aseguró la representante de Moloj, hay que olvidarse de las pequeñas diferencias para enfocarse en una transformación del estado guatemalteco.

"Cuatro años es muy poco tiempo para ver resultados, pero estamos satisfechas si la ciudadanía comienza a ser consciente y deja de ser machista", aseguró López.

Y es que según explicaron, ser mujer no implica tener una conciencia de desigualdad. Por eso, lo que le demandan al próximo presidente, sea hombre o mujer, es que respete y fortalezca las instituciones a favor de las mujeres.

 

13 de julio de 2015, 20:07

cerrar