Para una piel saludable, cítricos bien exprimidos

La piel del rostro se vuelve más luminosa y firme tras el consumo de cítricos. (Foto: EFE)

La piel del rostro se vuelve más luminosa y firme tras el consumo de cítricos. (Foto: EFE)

Naranjas, limones, mandarinas y pomelos son cítricos que no solo se comen, pues éstos también son magníficos aliados de la piel y la belleza por su alto contenido en vitaminas.

El ácido cítrico que contienen es un exfoliante natural que se emplea en mascarillas y otros cosméticos.

Cuando preparamos un zumo de cítricos, nuestra piel gana con esa jugosa mezcla de limones, naranjas, mandarinas o pomelos. Ingeridas o contenidas en cremas, estas frutas potencian la belleza natural.

La capacidad astringente y antibacteriana del limón, el poder antigrasa del pomelo y la lima, o la regeneración celular que proporcionan las naranjas, hacen que las frutas se utilicen desde la antigüedad como aliados de belleza y algunos como eficaces afrodisíacos.

El agua de la flor de la naranja, con un alto contenido de vitamina C, hidrata, limpia, tonifica la piel y favorece el incremento de colágeno, que revierte en una mayor firmeza del cutis y retrasa el envejecimiento. 

Los principios activos como vitaminas y minerales funcionan mejor si se ingieren, porque se potencian unos a otros.
Aurora Guerra
, dermatóloga

Para las personas con pieles grasas, los cítricos deben estar presentes en desayunos, postres o aperitivos, por su capacidad para eliminar toxinas.

La dermatóloga Aurora Guerra recomienda mejor la consulta de un profesional en lugar de remedios caseros, o el empleo de cremas ya preparadas y respaldadas por estudios y años de investigación.

 

20 de febrero de 2014, 12:02

cerrar