Caso La Línea

"La Línea" era una estructura organizada por el presidente y la vicepresidenta del país, Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, que controlaba las aduanas en Puerto Quetzal y Santo Tomás de Castilla.

La estructura estaba organizada para cobrar cuotas a los empresarios a cambio de agilizar el proceso de ingreso de mercancía al país y evitar el pago de impuestos a la Superintendencia de Administración Tributaria.

Cuando se destapó el caso en abril de 2015,  el Ministerio Público solicitó la captura de 49 personas. 

Actualmente, 17 de ellas aún siguen prófugas.  

Los principales acusados son: 

  • Otto Pérez Molina: Presidente de Guatemala entre 2012 y junio de 2015

  • Roxana Baldetti Elías: Vicepresidenta de Guatemala entre 2012 y mayo de 2015

  • Juan Carlos Monzón: Secretario Privado de Roxana Baldetti. Ahora es colaborador de la fiscalía. 

  • Omar Franco: Superintendente de Administración Tributaria entre enero y abril de 2015. 

 

  •  Carlos Muñoz: Superintendente de Administración Tributaria entre 2013 y enero de 2015. 

  • Claudia Méndez: Intendente de aduanas de septiembre de 2013 a abril de 2015. 

  • Salvador Estuardo González: Jefe operativo externo de "La Línea"

Ellos, junto a 25 personas más que ocupaban puestos dentro de las aduanas y cargos externos, forman parte de la estructura señalada.

 

El juez Miguel Ángel Gálvez, tras oír la acusación de la fiscalía decidió que las 32 personas deberán ser juzgadas por: 

  • Asociación ilícita: Por haber integrado un grupo que tenía como objetivo cometer un delito. Pueden recibir una pena entre 6 y 8 años.
  • Defraudación aduanera: Por evadir el pago de impuestos y engañar a la Superintendencia de Administración Tributaria. Pueden recibir una pena entre 1 y 6 años.
  • Cohecho pasivo: Solo aplica para los acusados que eran funcionarios o empleados públicos por aprovecharse de su trabajo para cometer actos ilícitos a cambio de objetos o dinero. Pueden recibir penas de 4 a 10 años. 

Los 32 acusados capturados ya fueron ligados a proceso. 

Eso quiere decir que irán a una audiencia para definir si enfrentarán juicio, según lo que decidió el juez Miguel Ángel Gálvez. 

En el juicio, un tribunal integrado por tres jueces deberá recibir y analizar las pruebas que presente el Ministerio Público. 

Este proceso no tiene límite de tiempo

Los 32 acusados tendrán oportunidad de defenderse aportando más pruebas al caso. 

El tribunal decidirá si son culpables o inocentes.  

09 de junio de 2016, 07:06