Pareja enfrentará proceso judicial por bombazo en San José Pinula

Julio Cesar Flores (i) es uno de los acusados de planificar la explosión en el autobús y su novia, Nelsy Paredes (d), es señalada de ser cómplice. (Foto Wilder López/Soy502)

Julio Cesar Flores (i) es uno de los acusados de planificar la explosión en el autobús y su novia, Nelsy Paredes (d), es señalada de ser cómplice. (Foto Wilder López/Soy502)

Entre lágrimas se despidió Nelsy Paredes, alias “La Diabla”, de su novio Julio Flores López, luego que el Juzgado Undécimo de Primera Instancia Penal los ligara a proceso penal por su participación en la colocación de un artefacto explosivo en un autobús de San José Pinula. 

El juez Eduardo Cojulum resolvió que Flores López, alias “El Chino”, continúe detenido en el Preventivo para Hombres de la zona 18, tras dictarle auto de procesamiento por los delitos de asesinato, asesinato en grado de tentativa, asociación ilícita y extorsión, luego de escuchar las conversaciones que el sindicado sostuvo con algunos reos para planificar el ataque.

De acuerdo a la investigación, "El Chino", fue uno de los que colocó el artefacto explosivo en el interior del autobús. (Foto Wilder López/Soy502)
De acuerdo a la investigación, "El Chino", fue uno de los que colocó el artefacto explosivo en el interior del autobús. (Foto Wilder López/Soy502)

Paredes deberá guardar prisión preventiva en la cárcel de Santa Teresa por el delito de extorsión, ya que de acuerdo a Cojulum, las imágenes de las cámaras de seguridad y fotografías presentadas por la Fiscalía, así como su propia declaración, hacen constar que, eventualmente, ayudaba a su novio en algunos cobros a taxistas.

"La Diabla" aseguró que su familia le insistía en que acabara con la relación sentimental que sostenía con "El Chino". (Foto Wilder López/Soy502)
"La Diabla" aseguró que su familia le insistía en que acabara con la relación sentimental que sostenía con "El Chino". (Foto Wilder López/Soy502)
 

“La Diabla” hizo uso de su derecho de declarar y dijo, entre lágrimas, desconocer los delitos en los que incurría su pareja y sus amigos; sin embargo, confirmó que, en ocasiones, había recogido dinero que era producto de extorsiones.

 

En el atentado dentro del bus, dos personas perdieron la vida y 17 más resultaron heridas. Aparentemente el ataque se habría producido porque el piloto de la unidad de transporte se atrasó tres semanas en el pago de la extorsión.

 

11 de abril de 2016, 13:04

cerrar