París abre las puertas a la moda urbana

1. Americana con minivestido de Dior  2.- Propuesta deportiva de la firma Chanel, en la que se ve un chándal conjuntado con un abrigo. 3. Vestido negro conjuntado con abrigo corto de la firma Dior, una propuesta urbana y minimalista. (Foto: EFE) 

1. Americana con minivestido de Dior  2.- Propuesta deportiva de la firma Chanel, en la que se ve un chándal conjuntado con un abrigo. 3. Vestido negro conjuntado con abrigo corto de la firma Dior, una propuesta urbana y minimalista. (Foto: EFE) 

París abre las puertas a la moda urbana con un toque casual y transgresor, por lo que pasan a un segundo plano las propuestas más formales, con etiqueta de cóctel.

Patrones que perfilan la silueta, tejidos que abrigan y prendas modernas, urbanas y vanguardistas son algunas de las tendencias que se han visto en la semana de la moda de la ciudad del Sena, en la que también ha estado presente la moda latinoamericana.

Entre naranjas, latas de conserva y salmones ahumados, comenzó el recital de prendas muy pegadas a la calle, con un punto muy casual, aunque sin perder la esencia refinada de la firma, ese "chic", que tan bien abanderó Coco Chanel.

CHANEL SE VISTE DE CHÁNDAL

El chándal, las mallas y las zapatillas deportivas orquestaron el desfile. Los pantalones cortos de cuero se superpusieron a unos largos holgados y con vuelta, en un modelo que marcó la cintura con un corsé, como también hicieron varios vestidos o un mono.

YVES SAINT LAURENT A RITMO DE ROCK

Para Yves Saint Lauren, Hedi Slimane desarrolló los clásicos abrigos de tejidos ingleses, como ya hizo en enero con la línea masculina, y los incorporó a referencias como el rock, los sesenta o el lejano oeste, donde vive.

Subió a la pasarela vestidos muy cortos y minifaldas en trapecio que descubren unas piernas tupidas con medias negras y botas de caña alta.

CHRISTIAN DIOR CON ACORDES MINIMALISTAS

Los "Pleats", o pliegues, son una de las señas de identidad de la firma japonesa Issey Miyake, que lleva años rindiendo así homenaje a uno de los pioneros en esta técnica, Mariano Fortuny y Madrazo (1871-1949), quien los desarrolló en su emblemático vestido Delphos.

Maison Martin Margiela ató sus prendas, en la parte delantera o en la trasera, en una colección con la que quiso subvertir los códigos.

LATINOAMÉRICA EN PARÍS

Por tercera vez, el chileno Octavio Pizarro, que se ha especializado en el trabajo con la alpaca, en el punto y en lo hecho a mano, subió a la pasarela una colección inspirada en la naturaleza, pero de "una manera muy tecnológica, muy geométrica".

Los estampados reflejaron puntas surgidas de imágenes de piedras y hielo, mientras que las hendiduras del punto dibujaron con sus diversas direcciones la superficie de ajustados vestidos.

Los flecos con forma de hojas, las tachuelas con un espejo en su interior, así como las tiras que abrazan el pie fueron algunas de las líneas del otoño-invierno que para Aquazzura llega con "peep toes" y salones.

14 de marzo de 2014, 17:03

cerrar