Un partido de la MLS se atrasó porque las áreas no medían lo correcto

Ahora sí que lo hemos visto todo en el fútbol. En la previa del partido entre el Montreal Impact y el Toronto FC de la MLS estadounidense, el partido se atrasó por un problema bastante inusual: el árbitro Juan Guzmán se percató que las áreas de los arqueros no eran del mismo tamaño, así que el personal de mantenimiento salió a medirlas. 

En efecto, el juez tenía razón. Las áreas eran 1.20 metros más pequeñas de lo que establece el reglamento. ¿La solución? Pues pintar de verde las líneas que ya estaban hechas y luego agregar el metro y 20 que faltaba. 

El premio al más creativo se lo llevó uno de los chicos de mantenimiento, que sacó el soplador de hojas para secar rápidamente la pintura nueva. 

Y aquí el héroe que secó la pintura con el soplador. (Imagen: captura de pantalla)
Y aquí el héroe que secó la pintura con el soplador. (Imagen: captura de pantalla)

Cabe recordar que estos estadios en Canadá y en Estados Unidos se utilizan para todo tipo de eventos, y muchos de ellos son pintados y despintados constantemente durante la semana porque también sirven para fútbol americano. 

Al final, el encuentro correspondiente a la ida de las semifinales se pudo jugar sin problemas con una victoria de 3-2 para el Montreal Impact sobre sus paisanos de Toronto. 

  • MÁS FÚTBOL: 

 

23 de noviembre de 2016, 15:11

cerrar