Tras una demanda se conoce más del pasado oscuro de Britney Spears

El turbio pasado de la famosa intérprete de Womanizer, Britney Spears, ha salido a luz debido a una nueva demanda. 

Se trata de un problema legal con su ex-representante, Sam Lutfi, quien alega que Spears le debe dinero por el tiempo que trabajaron juntos. 

Documentos judiciales presentados por el equipo de la estrella, afirman que en la fecha en la que se presentaron los problemas, ella luchaba con su adicción a las drogas. 

Lufti, quien también tuvo una relación amorosa con Britney, afirma que habían hecho el acuerdo verbal de gestionar su carrera si ella dejaba el consumo. 

It was so great to see these beautiful ladies the other night!! Hope you all had fun at the show @fifthharmony

A photo posted by Britney Spears (@britneyspears) on

Entre otros papeles, se encuentran los de la custodia de sus dos hijos Jayden y Sean que perdió en 2007.  En 2008 la cantante se encerró con sus hijos en casa para no dárselos al padre, Kevin Federline, afortunadamente esto mejoró. 

Spears y su manager rompieron su relación e iniciaron las trifulcas, el especialista afirmó que había acordado con la cantante recibir el 15% de sus ganancias, en la época en que se desintoxicaría. 

Las Vegas!! Thank you for another amazing set of shows... see you in June ❤️ #PieceOfMe

A video posted by Britney Spears (@britneyspears) on

Ahora todo está mejor, pues comparte la custodia de sus hijos, además de su exitoso show en Las Vegas, donde las entradas se han agotado. 

* Con información de El País 

27 de abril de 2016, 15:04

cerrar