¡Pasó de todo! Los fallos más tontos e inexplicables del año

Así como vimos todo tipo de goles extraños en 2016, varios futbolistas nos deleitaron con errores inexplicables. Y no solo hubo jugadores, sino árbitros culpables también. 

Aunque vimos fallos insólitos en divisiones inferiores de países como Serbia y Grecia, varios futbolistas de élite nos dejaron unas verdaderas joyitas. Por ejemplo, Carlitos Tévez falló un gol clarísimo con Boca Juniors, mientras Marc André Ter Stegen le costó la derrota al FC Barcelona

via GIPHY

Esto fue lo que nos dejó con la boca abierta: 

Carlos Tévez, delantero del Boca Juniors, hizo todo bien contra Rácing para quedarse solito frente el arco. Posteriormente hizo todo mal y falló el gol: 

Marc André Ter Stegen, portero del FC Barcelona, cometió este error contra el Celta de Vigo. El fallo le costaría la derrota por 4-3 a su equipo en casa del conjunto gallego: 

Este futbolista de la cuarta división serbia se hizo famoso en las redes sociales por fallar un gol increíble en el que no tenía ninguna dificultad. No estaba el portero, no había defensas y no estaba lloviendo ni nevando. Lo que no sabía es que unas semanas después iban a tratar de superarlo. 

También de la cuarta división, pero esta vez de Grecia, este futbolista dejó boquiabiertos a sus compañeros porque de alguna forma logró complicarse la vida para no marcar un gol que estaba cantado: 

En esta jugada falló el árbitro. El brasileño Marcelinho del Delhi Dynamos de la Superliga india se tiró el clavado más sinvergüenza de la historia del fútbol, y el árbitro pitó penal. La parte curiosa es que su compañero, el ex jugador del Chelsea, Florent Malouda… ¡lo falló!

Este no fue un fallo frente al arco ni un error del portero o del árbitro. Al capitán de Bosnia y jugador de la Roma, Edin Dzeko, se le cruzaron los cables y se llevó una tarjeta roja por dejar en calzoncillos a Sokratis Papastathopoulos, defensor griego. Era un partido de clasificación al Mundial de Rusia 2018

Finalmente, algo que es tan irreal que la Federación Norcoreana de Fútbol suspendió por un año a este joven portero. En un torneo Sub-16 contra Uzbekistán, el arquero de Corea del Norte dejó entrar un gol del portero rival. La jugada es tan insólita que nadie le creyó que hubiera sido sin querer: 

29 de diciembre de 2016, 08:12

cerrar