Michelle Obama celebrará sus 50 años con "traguitos, bailes y postre"

Michelle Obama, a la que algunos foros describen como la quintaesencia de la "supermujer" americana, cumplirá 50 años con un 63% de aprobación popular, unas cifras que, como siempre ocurre con las primeras damas, son mejores que las del presidente. Foto AFP

Michelle Obama, a la que algunos foros describen como la quintaesencia de la "supermujer" americana, cumplirá 50 años con un 63% de aprobación popular, unas cifras que, como siempre ocurre con las primeras damas, son mejores que las del presidente. Foto AFP

Michelle Obama celebrará su 50 cumpleaños el próximo 18 de enero, un día después de su aniversario, con una fiesta en la Casa Blanca que tiene desconcertados a los expertos en protocolo: la primera dama de EEUU ha pedido expresamente a sus invitados que vayan comidos de casa. Pero por si esto fuera poco la fiesta de su onomástico también tiene un nombre peculiar: "Aperitivos & traguitos & baile & postre" (Snacks & Sips & Dancing & Dessert).

Michelle, a diferencia de lo que hizo su marido hace tres años, no celebrará el medio siglo de vida en su ciudad natal, Chicago, sino que será la anfitriona en Washington de una fiesta cuyo título suena más desenfadado de lo que cabría de esperar para un evento que acogerá la East Room de la mansión presidencial.

"Trae zapatos cómodos, come antes de venir y practica tus movimientos de baile", reza el correo electrónico que la Casa Blanca ha enviado a los escogidos para brindar con la primera dama por sus cincuenta años.

Michelle no será la primera en celebrar sus cincuenta años en la mansión presidencial, puesto que Hillary Clinton también cumplió medio siglo como primera dama con una celebración en la que Van Cliburn, habitual de la Casa Blanca, tocó el piano y ella lució un vestido rojo de Oscar de la Renta.
Michelle no será la primera en celebrar sus cincuenta años en la mansión presidencial, puesto que Hillary Clinton también cumplió medio siglo como primera dama con una celebración en la que Van Cliburn, habitual de la Casa Blanca, tocó el piano y ella lució un vestido rojo de Oscar de la Renta.

Por el momento, no se conocen los nombres de los invitados, ni si habrá actuaciones de algún artista famoso, aunque los rumores apuntan a que la cantante Beyoncé y su marido el rapero Jay-Z estarán en la lista.

Del tono y el contenido de la invitación se desprende que Michelle, amante a la vez de lo tradicional y lo espontáneo, quiere celebrar su medio siglo de vida entre amigos, con buen humor, y sin demasiada pompa.

La primera dama, que se ha atrevido incluso a hacer divertidos bailes en un programa televisivo, comentó recientemente en una entrevista que, si algo no podía faltar para su cumpleaños, era la música y el movimiento. Algunos medios locales han comenzado a especular con que la fiesta de Michelle se parecerá a la que dio el matrimonio Obama también en la East Room de la Casa Blanca con motivo de la inauguración presidencial del año pasado.

 

 

08 de enero de 2014, 08:01

cerrar