Una pelea por fútbol, la CICIG y una denuncia ante la ONU

Una pelea después de un partido de fútbol motivó dos denuncias ante el Ministerio Público. (Foto: Archivo/Soy502) 

Una pelea después de un partido de fútbol motivó dos denuncias ante el Ministerio Público. (Foto: Archivo/Soy502) 

La noche del 26 de junio de este año transcurría con normalidad. Se jugaba un partido de fútbol sala del campeonato nocturno de los lunes entre dos equipos en una cancha privada en la zona 14.

Allí coincidieron el equipo Califas, de Alfredo Andrés Zimeri, y el Juventus, formado por un grupo de trabajadores de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). La noche en cuestión, a las 21 horas, empezó el encuentro entre ambas escuadras.

Sin embargo, el ambiente entre los 10 jugadores, más los suplentes y las personas que presenciaban el encuentro, se tornó tenso. A dos minutos del final, empezó una riña.

  • LEE TAMBIÉN: 

Según versión de testigos, hasta tres hombres golpearon a la vez a Andrés Zimeri, quien tiene 19 años. Los golpes le ocasionaron cuatro fracturas en el rostro. La situación, como es habitual en este tipo de canchas, fue detenida por los administradores y se inició el proceso para expulsar a ambos equipos del torneo.

Sin embargo, los golpes que el joven recibió fueron graves. Sus familiares lo trasladaron de inmediato a un hospital privado donde fue internado. Días después, los médicos explicaron que la víctima podía perder la vista debido a las lesiones.

La familia decidió presentar una denuncia ante el Ministerio Público (MP) y el caso fue asignado a la Fiscalía de Delitos contra la Vida. Desde esa unidad, se pidió al Instituto de Ciencias Forenses (Inacif) realizar una evaluación médica.

(Foto: República.gt)
(Foto: República.gt)

Inacif, en un informe fechado el 3 de julio de 2017, confirmó que Zimeri presentaba fractura frontomolar derecha, fractura de ambos pisos de órbitas, fractura de pared interna de órbita derecha, fractura masiomolar derecha, fractura fronto nasal, contusión basal de pulmón izquierdo y fractura Le fort III. Esta última era la más grave de todas, pues se trataba de la separación de todos los huesos de la cara de la base del cráneo.

(Foto: República.gt)
(Foto: República.gt)

El informe del Inacif también explicaba que se necesitaban 120 días para la recuperación del joven, siempre que no hubiese complicaciones. El texto finalizaba: “Por las lesiones sufridas se considera que sí está en riesgo la vida de la persona”.

(Foto: República.gt)
(Foto: República.gt)

Cuatro días más tarde, el 7 de julio, Zimeri fue trasladado al centro de Trauma Ryder del hospital Jackson Memorial, en Miami, Florida, para continuar su tratamiento. La descripción del procedimiento quirúrgico practicado a la víctima indica que se repararon cuatro fracturas y se liberó la compresión del nervio infraorbitario derecho.

Su diagnostico es favorable, pero aún permanece hospitalizado.

Mientras tanto, en Guatemala, el personal de CICIG que estuvo involucrado en la riña interpuso una denuncia ante el MP, la cual fue asignada a la Fiscalía Metropolitana.

Ambas denuncias están siendo investigadas, según confirmó la vocera del MP, pero se han unificado en un caso que pasó a manos del a Fiscalía Metropolitana.

Mientras tanto, CICIG rechazó dar detalles de la relación laboral de los colaboradores involucrados en la pelea, por lo que, hasta ahora, no es posible confirmar cuál es su trabajo dentro de la comisión y sí continúan en sus puestos.

Olga López, portavoz de CICIG, explicó que no revelarán más información que la que emitieron a través de un comunicado. En este, la entidad internacional indicó, “ante información falsa que está circulando en redes sociales”, que los funcionarios involucrados en los hechos “participaron de manera particular en un partido de fútbol, después de sus labores”.

“Al tener conocimiento de estos hechos, la CICIG inició una investigación interna para establecer las responsabilidades disciplinarias en las que pudieron incurrir los funcionarios, proceso que se diligencia según los parámetros de conducta de esta Comisión”, se lee en el comunicado.

Lee el comunicado completo: 

Como parte de esa investigación, en julio la entidad propietaria de las canchas recibió una carta firmada por el comisionado Iván Velásquez en la que se solicitaba “copia de las grabaciones de cámaras de control interno de la cancha No. 1. Lo anterior con fines estrictamente administrativos e internos de esta Comisión Internacional”.

La denuncia ante la ONU

Dos meses después de lo ocurrido, el 29 de agosto, el padre del joven que fue agredido envió una carta a la coordinadora residente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Rebeca Arias Flores, en la que presenta una queja contra Iván Velásquez.

En la carta, el señor Enrique Alfredo Zimeri, asegura que se siente “desprotegido, hasta asustado por haber hecho valer mis derechos ciudadanos al exigir justicia”.

Además, narra lo ocurrido el 26 de junio, asegurando que su hijo no participó en la riña y únicamente “intentó separarlos”.

(Foto: República.gt)
(Foto: República.gt)

Además, Enrique Zimeri asegura que el comisionado Iván Velásquez incurrió en el delito de encubrimiento propio al haber solicitado y obtenido copia del video de lo ocurrido la noche de la pelea.

(Foto: República.gt)
(Foto: República.gt)

Miembros de la familia de la víctima afirman que la presentación de la queja, que se hizo 65 días después de los hechos y coincide con la crisis política entre el presidente Jimmy Morales y el titular de CICIG, no se debe a fines políticos y que responde a la posibilidad de que el comisionado esté protegiendo a sus colaboradores.

Andrés continúa su recuperación en Estados Unidos y aún no hay una fecha para que reciba el alta médica, aunque está evolucionando satisfactoriamente.

*Con información de Javier Lainfiesta y Juan Manuel Vega. 

01 de septiembre de 2017, 16:09

cerrar