Pepe salva al Real Madrid y lo acerca a los líderes de la Liga

Los jugadores madridistas celebran el gol anotado por Pepe que los puso dos puntos más cerca de los líderes, el Atlético y el Barcelona. (Foto: Lluis Gene/AFP)

Los jugadores madridistas celebran el gol anotado por Pepe que los puso dos puntos más cerca de los líderes, el Atlético y el Barcelona. (Foto: Lluis Gene/AFP)

Con un solitario gol de Pepe, el Real Madrid consiguió los tres puntos tras su visita al estadio Cornellà-El Prat, en un juego que no tuvo tantas ocasiones de gol como se esperaban.

El cuadro visitante, aun así, echó de menos la puntería de Cristiano, que erró varios goles, y se puso en manos de Modric, clave para entender su acoso constante. El 0-1 sobre el Espanyol permite a los blancos recortar distancias tras el empate entre el Atlético y el Barcelona mientras que el Espanyol, por su parte, suma su tercera derrota consecutiva.

Los de Ancelotti salieron dormidos a Cornellà-El Prat. El Espanyol tenía facilidades para llegar al área de Diego López desde el minuto tres, con un envenenado centro de Fuentes a Álex Fernández. La insistencia de Jhon Córdoba, referencia arriba, y las jugadas a balón parado metieron al Madrid muy atrás.

El único aviso, pobre, que firmaron los blancos, esta vez de naranja, fue un tiro forzado de Benzema a los siete minutos. El francés no pudo conectar el pase de Di María. Sin embargo, después del primer cuarto de hora, el Madrid empezó a soltarse. Destapó sus individualidades, aumentó el ritmo y alertó a la zaga catalana.

Una gran jugada de Benzema acabó en un mal disparo de Cristiano. El 0-1 parecía cantado y sólo el golpeo del portugués evitó el cambio en el marcador. Córdoba respondió con velocidad. El punta se escapó por la banda y superó por fuerza a dos defensores, aunque su disparo acabó fuera.

Cristiano Ronaldo no tuvo mucha "puntería" y desperdició muchas oportunidades ante el Espanyol, sumando dos juegos sin anotar. (Foto: Lluis Gene/AFP)
Cristiano Ronaldo no tuvo mucha "puntería" y desperdició muchas oportunidades ante el Espanyol, sumando dos juegos sin anotar. (Foto: Lluis Gene/AFP)
El conjunto madridista no tardó en cristalizar todo su trabajo anterior en la reanudación. Después de un cómodo disparo de Stuani que Diego López atrapó fácilmente, Pepe adelantó a los suyos. El central portugués remató de cabeza, sin oposición dentro del área, una falta de Modric y puso el 0-1 al minuto 54.

Los pupilos de Alfredo Tena, a los mandos del banquillo ante la sanción de Javier Aguirre, apenas pisaban el campo contrario y se limitaban a contener las incursiones madridistas. Modric, muy activo, repartía peligro a Cristiano y Bale, que lo hacían todo bien menos el tiro final.

El 0-2 estaba más cerca que el empate y lo único que lo frenaba era el poco dinamismo del choque. El Real Madrid ganaba por inercia y el Espanyol no remontaba. De poco sirvió la entrada de Lanzarote y Simao en el campo. Ancelotti, por su parte, dio una nueva oportunidad a Jesé, al sentar a Bale.

Ronaldo, en el 81, dispuso de un nuevo uno contra uno ante Casilla. El luso estaba totalmente solo y el portero, que recibió una sonora ovación, tuvo sangre fía para aguantar la posición y despejar con autoridad la amenaza. Fue la única alegría perica, pero no la última ocasión del Madrid.

El Espanyol, de todos modos, tuvo el empate en el 92: Javi López lo probó desde la frontal. Con el partido ya roto, Cristiano desperdició varias oportunidades claras para aumentar el marcador en el tiempo añadido.

12 de enero de 2014, 14:01

cerrar