Pese a las complicaciones, la Sele no baja los brazos en Trinidad

En el día de la independencia de Trinidad y Tobago, la Selección guatemalteca de fútbol afinó detalles previo al crucial partido del próximo viernes donde a la Bicolor solo le sirve ganar para mantener vivas las esperanzas de avanzar a la hexagonal final de la Concacaf con miras a participar en el Mundial de Fútbol Rusia 2018.

Pese a las complicaciones de tránsito, y no contar con un escenario para entrenarse, ya que debido a las celebraciones en Puerto España todo estaba cerrado, los dirigidos por Walter Claverí no bajan los brazos y por el contrario tienen muy claro el objetivo.

“Se han tratado de disculpar por que están viviendo fiestas patrias, que el estadio lo está usando Trinidad y Tobago para entrenar y lo entendemos, si lo están haciendo de mala fe, el fútbol da muchas vueltas, seguramente clasificaremos y si ellos lo hacen, siempre habrá un partido de vuelta”, refirió Carlos “El Pescadito” Ruiz.

Por su parte, Rodrigo Saravia reconoció que si bien el duelo contra los caribeños es complicado, no significa que no se les pueda vencer.
“Veo bien al grupo, da gusto llegar a una Selección así unida y comprometida”, explicó.

La Bicolor tiene previsto este jueves hacer un solo entrenamiento y sería el reconocimiento de cancha del estadio Hasely Crawford, escenario del duelo del viernes. Sin embargo, si llueve se cambiaría la práctica a la cancha alterna del estadio nacional de Trinidad y Tobago.

01 de septiembre de 2016, 08:09

cerrar