Con polémica y un golazo de Kroos, el Real Madrid venció al Celta

El Real Madrid sufrió ante un buen Celta de Vigo, pero al final pudo llevarse los tres puntos. En el primer partido de esta Liga en el Santiago Bernabéu, Isco y James volvieron a quedarse fuera del once titular. 

Todavía sin Cristiano ni Benzema, Zinedine Zidane alineó a Álvaro Morata, Gareth Bale y Marco Asensio y a Luka Modric, Casemiro y Toni Kroos en el medio campo. 

La primera parte del choque fue gris, principalmente porque el Celta mantuvo el orden defensivo casi a la perfección. Y, cuando el Madrid tuvo alguna ocasión, allí estaba el arquero Sergio Álvarez, que ya nos tiene acostumbrados a sus grandes actuaciones contra los mejores equipos. 

La apertura del marcador llegó hasta el minuto 60’, y en realidad debió ser anulada. En una extraña acción, Marco Asensio quedó solo ante Sergio Álvarez, pero falló en la definición. El rebote le quedó a Álvaro Morata, que marcó, pero después de haber salido de un claro fuera de juego. 

La ventaja le duró solo siete minutos al Real Madrid, ya que el Celta empató al 67’ tras un golazo desde fuera del área del chileno Fabián Orellana. Esto llegó después de que el equipo merengue había tenido dos claras para sentenciar el partido. 

El duelo continuó así hasta el 81’, cuando aparecería Toni Kroos. El alemán metió un golazo también desde lejos, bajo y colocado justo al poste de Sergio. (Curiosamente, hace dos años, le había metido un gol casi idéntico al Rayo Vallecano). Un descuido de la defensa del Celta permitió que el mediocampista alemán rematara solo, para darle así los tres puntos a su equipo. 

El Real Madrid se colocó líder provisional de La Liga, a la espera de lo que haga el FC Barcelona el domingo ante el Athletic Club en San Mamés

En los otros resultados de la jornada, el Eibar venció 1-0 al Valencia, que está en serios líos, mientras Osasuna cayó en casa 0-2 ante la Real Sociedad

27 de agosto de 2016, 15:08

cerrar