El polémico método para que los niños aprendan a manejar el conflicto

Un psicólogo y profesor universitario llama a los padres a no ocultar sus diferencias frente a los hijos. (Foto: Heróes Invisibles)

Un psicólogo y profesor universitario llama a los padres a no ocultar sus diferencias frente a los hijos. (Foto: Heróes Invisibles)

En un mundo de conflictos y desacuerdos, los padres de familia buscan que sus hijos traten de no criticar, ser amables y evitar el enfrentamiento. Pero esa no parece ser la forma en la que la innovación y las ideas capaces de cambiar el mundo emergen, según el psicólogo y profesor Adam Grant.

Por el contrario, el debate, el intercambio de argumentos, la crítica respetuosa y el choque de ideas tienen un rol mucho más importante a la hora de encontrar soluciones a viejos problemas, y hacerlo en conjunto con otros.

  • ESTO TE PUEDE INTERESAR:

En la actualidad vivimos en un mundo en el que las opiniones potencialmente ofensivas son calladas en las universidades, discusiones políticas, religión o raza, vedadas en reuniones sociales y las voces disidentes son silenciadas.

Pero según destaca el psicólogo e investigador de la Universidad Pitzer de California, Estados Unidos, Robert Albert, "la persona creativa viene de una familia que es cualquier cosa menos armoniosa". No se refiere a situaciones de violencia física o verbal, pero sí a la existencia de desacuerdos y posiciones enfrentadas.

 

 

De acuerdo a un estudio sobre creatividad de los investigadores Richard Koestner, Marie Walker y Laura Fichman, cuando los miembros de un grupo de adultos entre 30 y 35 años fueron invitados a escribir cuentos, los más creativos vinieron de aquellos cuyos padres habían sido los más conflictivos, tratándose de progenitores con visiones distintas sobre la crianza, diferentes valores, actitudes e intereses.

Lo mismo pasó con un grupo de arquitectos y científicos, en el que los hijos criados en hogares conflictivos demostraron ser los más creativos y superar a los que provenían de una crianza "armoniosa", técnicamente aptos, pero muy poco originales.

 

 

Por tal razón, Grant señala que eliminar el conflicto en la crianza produce la tendencia a evitarlo a toda costa en la madurez y que por el contrario, presenciar discusiones y participar en ellas, ayuda a generar tolerancia, aprender a pelear por ideas propias y aceptar que una caída no es el fin del mundo.

Según un estudio publicado en el European Journal of Social Psychology, la técnica del brainstorming, en la que un grupo de personas intenta encontrar la solución a un problema aportando ideas en común sin restricciones, funciona mejor cuando se incentiva la crítica, siempre de manera respetuosa.

  • LEE TAMBIÉN:

Si una persona nunca discute, es difícil desprenderse de viejos hábitos y probar nuevas formas de encarar los problemas. Y no hay mejor momento para aprenderlo que en la infancia.

Grant argumenta de esta manera que los niños deben aprender el valor del desacuerdo y no ser censurados a expresar sus opiniones, especialmente si son distintas a lo establecido.

 

 

En este esquema, los padres no deberían esconder sus discusiones, ya que al presenciarlas, los hijos desarrollan tolerancia a la ambigüedad y entienden que ninguna autoridad tiene el monopolio de la verdad, una máxima de la vida adulta. Dicho en otras palabras, aprenden a depender de su propio juicio.

Por tal razón, Albert sostiene que lo importante no es cuánto se discute, sino el mantener la actitud de sostener desacuerdos cuando se presenten. Los hogares que toleran discusiones constructivas no sólo producen niños más creativos, sino emocionalmente más estables, empáticos y preocupados por el prójimo.

  • ADEMÁS:

Ante lo anterior, Grant aporta una serie de recomendaciones para promover esta conducta: enmarcar los conflictos como si fueran debates, aprender a argumentar como si uno tuviera la razón y escuchar los argumentos del otro como si uno estuviera equivocado, mantener el respeto al momento de interpretar las ideas del otro y reconocer los puntos del otro que compartimos o hemos aprendido a partir del debate.

*Con información de Infobae

05 de noviembre de 2017, 10:11

cerrar