Tras partido, la porra polaca dejó destrozos y hasta robos en Madrid

El Real Madrid ganó sin problemas 5-1 al Legia de Varsovia, pero fuera del estadio fue otra la historia. Como bien había advertido la UEFA, los radicales polacos eran peligrosos. 

La policía de Madrid informó que el balance final es de trece arrestos, tres en la madrugada previa al partido y diez en las inmediaciones del Estadio Santiago Bernabéu.

  • MIRA TAMBIÉN:

Los detenidos esperan en distintas comisarías y deberán declarar por los delitos de desorden público, daños a propiedad privada, resistencia y desobediencia. A algunos de ellos también los acusaron de robo. 

A pesar de que tres policías resultaron heridos, la operación de la policía de Madrid se consideró “un éxito total”, ya que los seguidores del Legia nunca llegaron a estar en contacto con la afición del Real Madrid, y no hubo ningún aficionado merengue herido. 

Según las autoridades, hay un líder radical que organizó al grupo y que está bajo custodia policial. Su captura se logró gracias a las cámaras de videovigilancia que están en los alrededores del estadio. 

“No es normal que por 3 mil aficionados tengamos que desplegar a 2 mil policías para que no destrocen la ciudad, y no intimiden y golpeen a la gente. Aun así, los daños fueron menores comparados con otros países”, informó la policía de Madrid

  • MÁS DE LA CHAMPIONS: 

*Con información de Marca y As. 

19 de octubre de 2016, 07:10

cerrar