Cuatro razones para entender el "Bréxit"

El mundo se estremeció con con los resultados de las votaciones en Reino Unido del viernes. (Foto: AFP)

El mundo se estremeció con con los resultados de las votaciones en Reino Unido del viernes. (Foto: AFP)

El mundo se estremeció con los resultados de las votaciones en Reino Unido. Los británicos, por un muy ajustado margen, han decidido dejar la Unión Europea. El rompimiento con la UE cambió radicalmente el escenario político del país y la economía mundial.

Los partidarios del “Leave” han calificado el resultado como “La independencia del país”. Los hechos que empujaron a la mayoría de los ciudadanos británicos a optar por salir del bloque regional son muchos y variados. Ciertas problemáticas trascienden a la agenda política de Reino Unido y se colocaron, en los últimos tiempos, como ejes de preocupación social que sirvieron para que la campaña por la "independencia" obtenga el triunfo.

Inmigrantes

La principal preocupación de los ciudadanos ingleses, según varias consultoras europeas, es la inmigración ilegal y los refugiados provenientes de países de medio oriente. El rechazo a los inmigrantes es muy grande en los sectores conservadores de la sociedad británica.

La campaña de “la independencia” vendió la idea de con la salida de la Unión Europea, Reino Unido recupera el control de las fronteras e impedirá el paso de estas personas. Hechos violentos entre refugiados y fuerzas policiacas en las fronteras en los últimos días reforzaron esta idea.

La crisis económica en Europa

Debido a que Reino Unido nunca adoptó el euro como moneda de cambio, se salvó de ser arrastrado por la caída de esta moneda en los últimos años, derivada de la recesión que comenzó en 2008.

Al tratarse la Eurozona de un mercado integrado, los países con mayor desarrollo económico, tales como Reino Unido, Alemania, Holanda y Francia, deben destinar un porcentaje equivalente al PIB de cada país a la UE para el sostenimiento de la economía regional.

La idea de “no mantener más” a otros países parece haber cuajado en la mente de los ingleses. Al salir de la eurozona “podrían centrarse en sus propios problemas locales”.   

El temor del Estado Islamico

La discriminación religiosa aumentó entre los británicos en los últimos años producto del miedo creciente al avance del terrorismo yihadista en Europa. Esa problemática, en conjunto con las crisis migratorias, creó el escenario perfecto para que figuras con ideas cercanas a la ultraderecha tomen la palabra en la política local para pedir "retomar el control del país".

La crisis de representación 

Quienes votaron por salir de la UE, la mayoría de los británicos, consideran que esa unión regional amenazaba la soberanía de Reino Unido y esa visión fue compartida por amplios sectores de la sociedad que optaron por el Leave en el referéndum.

25 de junio de 2016, 12:06

cerrar