Portugal e Irlanda del Norte obtienen su boleto a la Eurocopa 2016

Portugal selló su pase a la Eurocopa de Francia 2016. (Foto: EFE)

Portugal selló su pase a la Eurocopa de Francia 2016. (Foto: EFE)

Irlanda del Norte hizo historia y se clasificó por primera vez para una Eurocopa después de ganar 3-1 a Grecia en una noche en la que Portugal, con una actuación gris ante Dinamarca (1-0), consiguió su billete para el torneo que se disputará en Francia.

Alemania cayó ante la república de Irlanda y debe asegurar su pase a la Eurocopa. (Foto: EFE)
Alemania cayó ante la república de Irlanda y debe asegurar su pase a la Eurocopa. (Foto: EFE)
Ambas selecciones se unen a las ya clasificadas Austria, República Checa, Inglaterra, Francia e Islandia. Pero, de todas, la presencia más llamativa del inicio de la penúltima jornada en la que Alemania no consiguió su billete, será la de Irlanda del Norte.

Nunca había estado en una Eurocopa y sus participaciones en grandes campeonatos se reducían al Mundial de Suecia 1958, al de España 1982 y al de México 1986. En 2016, cuando esté en Francia por derecho propio, habrán pasado treinta años desde que jugó su último gran torneo.

Los héroes de Irlanda del Norte serán Steven Davis y Josh Magennis. El primero hizo dos tantos y el segundo completó el 3-1 ante Grecia que bastó al equipo de Michael O'Neill para asegurarse uno de los dos primeros puestos del grupo F, que seguirá abierto hasta el último día.

El Estadio Municipal de Braga fue el escenario de una clasificación gris de Portugal. Los hombres de Fernando Santos necesitaban un empate para conseguir el pase matemático para la Eurocopa y jugaron con esa opción casi hasta el final del duelo ante Dinamarca, que tenía alguna lejana opción de evitar la repesca.

Irlanda del Norte clasificó por primera vez a una Eurocopa. (Foto: EFE)
Irlanda del Norte clasificó por primera vez a una Eurocopa. (Foto: EFE)
En el grupo D, Alemania, perdió 1-0 en Irlanda y deberá asegurar su presencia en la Eurocopa con una victoria en casa ante Georgia en la última jornada. Los hombres de Joachim Löw se encontraron a un equipo muy necesitado que consiguió tres puntos vitales para sus intereses gracias a un gol de Shane Long que enloqueció al público del Aviva Stadium de Dublín.