De practicante a representante legal de empresa de Alejandro Sinibaldi

Griselda Beatriz Álvarez Medina es la joven que llegó para hacer prácticas de Perito Contador y se quedó para firmar los cheques de la constructora Coingua. (Foto: Wilder López/Soy502) 

Griselda Beatriz Álvarez Medina es la joven que llegó para hacer prácticas de Perito Contador y se quedó para firmar los cheques de la constructora Coingua. (Foto: Wilder López/Soy502) 

Una practicante y un mecánico tienen en común haber aceptado ser representantes de dos empresas que, según el Ministerio Público, pagaron sobornos al exministro Alejandro Sinibaldi.

La versión de ambos señalados se escuchó durante la audiencia de primera declaración por el caso Construcción y Corrupción, en el momento que la jueza, Erika Aifán, les otorgó la opción de declarar “como un derecho de defensa”.

  • OTRAS DECLARACIONES: 

Griselda Beatriz Álvarez Medina es la practicante. Indicó que ella llegó a la empresa Constructora Industrial Guatemalteca (Coingua) el 16 de octubre de 2012 para hacer sus horas de práctica supervisada para graduarse de la carrera de Perito Contador.

Aseguró que al terminarlas se le ofreció el puesto de recepcionista y que su jefe, Walter López (sindicado), también le brinó la opción de ser firmante de la empresa. Ella aceptó.

Se le empezó a desembolsar un salario mensual de 2 mil 750 quetzales hasta el día en que fue capturada por su presunta implicación en este caso.

Álvarez explicó que tuvo firma para girar cheques en dos cuentas de distintos bancos. “Se pagaba planilla y otros gastos”, aseguró.

Dijo que la constructora tenía sus oficinas en la zona 15 y que aceptó ser firmante porque “no había muchos empleados”.

  • RECÚERDALO: 

Cuando uno de los abogados le preguntó "¿qué cree que hubiera pasado si no acepta ser firmante?", ella respondió “me hubieran despedido”.

El MP sindica a la joven del delito de cohecho activo. 

El mecánico 

Elder Vásquez Quevedo es el mecánico que confirmó haber sido contratado para firmar cheques de la empresa Ferretiendas, Sociedad Anónima, relacionada también al sindicado Walter López.

Vásquez dijo que es originario de Taxisco, Santa Rosa.

Declaró que tenía años de trabajar para López y por eso, en determinado momento, aceptó ser firmante de la empresa sin saber por qué.

El capturado dijo que era mecánico, encargado de la maquinaria pesada de Ferretiendas y que firmaba cheques, pero no recordó las cuentas bancarias.

Explicó que su jefe le pagaba mensualmente Q6 mil. “No recibí más”.

El señalado también se quejó porque dijo que otras personas al igual que él firman cheques y no fueron capturadas. “No los veo aquí”, mencionó.

Los sindicados en el caso Construcción y Corrupción suman hasta ahora 28, de los cuales 17 aceptaron rendir primera declaración. La jueza Erika Aifán ha escuchado a trece.

07 de agosto de 2017, 16:08

cerrar