Preocupa la lesión de Leo Messi: el argentino podría ir al quirófano

El FC Barcelona comunicó que Leo Messi sigue con sus problemas en el músculo aductor izquierdo, y que en los próximos días “entrenará a menor ritmo” que sus compañeros. De esa forma, su disponibilidad para el partido del sábado 10 de septiembre ante el Alavés (12:30 hora de Guatemala) continúa en duda. 

“Me duele mucho el pubis” había dicho Messi al concluir el partido del jueves contra Uruguay. Al final, los doctores lo dieron de baja del duelo contra Venezuela y lo mandaron de vuelta a Barcelona para que le hicieran más pruebas. 

  • TE PUEDE INTERESAR:

En términos médicos, Messi sufre de una Osteopatía de Pubis o Pubalgia, un problema en el músculo aductor que conecta con los músculos abdominales. La inflamación se produce justo en el área donde se unen los tejidos, por lo que el dolor se siente en la zona del púbis, debajo del ombligo.

Explicación gráfica de la pubalgia (Imagen: FisioterapiaETC.com)
Explicación gráfica de la pubalgia (Imagen: FisioterapiaETC.com)

Esta lesión es la pesadilla de muchos jugadores de alto nivel, que en ocasiones no ven otra opción más que operarse. Xabi Alonso, jugador del Bayern Münich, la describió de la mejor manera en 2009: “Con cualquier lesión sabes que si cumples, te vas a recuperar, pero la pubalgia es traicionera”, dijo el español, que también decidió pasar por el quirófano. 

  • LEE TAMBIÉN:

Para ello existe “la doctora milagro” Urlike Muschawek, que trabaja en München (Alemania) y es experta en corregir este problema. Por sus manos han pasado muchísimos jugadores de alto nivel: Ander Herrera (Manchester United), Aritz Aduriz y Óscar De Marcos (Athletic Club), Mario Suárez (Valencia) e Ignacio Camacho (Málaga), entre otros. 

Sin embargo, hay futbolistas que se libraron de este problema con paciencia y confianza en un tratamiento más conservador, como el legendario Raúl González en 2007, Sergio Ramos en 2008 y Sergio Busquets en 2010.

Por ahora, en el FC Barcelona existe el temor de que Messi llegue a tener solo dos opciones: operarse o estar algún tiempo de baja mientras hace tratamiento para desinflamar el área. Lo más probable es que Leo descanse en el choque del 10 de septiembre, en especial porque tres días después reciben al Celtic escocés en la primera jornada de la Champions League. 

MÁS FÚTBOL: 

*Con información de Mundo Deportivo y Marca

05 de septiembre de 2016, 12:09