Preparen, disparen...y vuelvan a apuntar

No siempre se acierta al primer disparo. Muchas veces hay que apuntar varias veces antes de dar en el blanco. (Foto: tiroconarcoguate.org)

No siempre se acierta al primer disparo. Muchas veces hay que apuntar varias veces antes de dar en el blanco. (Foto: tiroconarcoguate.org)

Ya vamos por el segundo mes del año.  Algunos ya empezaron, de pasito en pasito, a construir lo que se propusieron desde finales del año pasado, otros siguen pensando y pensando hasta estar seguros de lo que van a hacer.  Algunos ya consiguieron trabajo, otros aún están buscándolo o sueñan con emprender “algo”.

No es malo soñar, no es malo planificar, no es malo desear.  Lo que no es bueno es quedarse en ideas toda la vida: es casi lo mismo que no hacer nada.  Quedarse sentado en una cómoda mecedora no te va a hacer exitoso, aunque tu cabeza esté sudando de tanta imaginación de acción.  Hace falta que des el primer paso.

Prepararse para un proyecto está muy bien, siempre y cuando no lo uses como una excusa para no empezar nunca. (Foto: portuguelandia.com.br)
Prepararse para un proyecto está muy bien, siempre y cuando no lo uses como una excusa para no empezar nunca. (Foto: portuguelandia.com.br)

Es cierto que dar el primer paso hacia algo desconocido genera miedo, el cual es producido por el desconocimiento del nuevo campo que vas a enfrentar.  Es en este momento cuando tienes que prepararte e informarte.  Seguramente que lo que quieres hacer alguien más lo estará haciendo exitosamente en algún rincón del mundo, a lo mejor ahí mismo en tu pueblo o barrio.

Pero no puedes quedarte durante meses y años leyendo libros, escuchando discos motivacionales, buscando historias de emprendedores o… estudiando durante años en la “U”. Hay gente que nunca se siente preparada, cree que aún le falta información o cierta preparación adicional para dar el salto definitivo y se pasa media vida calculando el momento ideal para empezar; le echa la culpa a la lluvia, a la sequía, a la crisis financiera, a la competencia, pero la verdad es que le falta valor.

Hay que tomar riesgos calculados y ¡empezar! Si es necesario, en el camino se ajusta. (Foto: vivelosdeportes.com)
Hay que tomar riesgos calculados y ¡empezar! Si es necesario, en el camino se ajusta. (Foto: vivelosdeportes.com)

Por eso comparto totalmente lo que dice Harv Eker, en su libro “Secretos de la Mente Millonaria”,  en donde en uno de sus capítulos hace especial énfasis en que hay que “preparar, disparar y apuntar”. O sea tirarse al agua, probar, experimentar, enfrentar los obstáculos, luchar con ellos en el ring y no verlos desde fuera.  En la manera que se presentan las dificultades y problemas se van solventando de uno en uno, y eso es cabalmente “apuntar”, o sea corregir en el camino, pero lo bueno es que ya disparaste, o sea que ya empezaste. 

Nunca serás un campeón si estás sentado en las gradas viendo las peleas, a no ser que seas un apostador, pero para eso también tienes que arriesgar tu capital.  Para ser campeón tienes que actuar.  Es cierto también que debes evitar riesgos, especialmente aquellos que están a la vista, pero no puedes pasar tu vida analizando riesgos.

Muchas personas que ahora son exitosas han tenido que cambiar de ruta en sus actividades.  Empezaron con una idea pero terminaron con otra u otras; aún así lograron lo que deseaban: ser exitosas.  Si dejas pasar este mes sin empezar nada, pronto verás que el año se te acaba.  Si deseas frases o ideas que te motiven ve a Facebook, seguramente tus amigos habrán posteado cientos de ellas, toma una o algunas y pónlas en práctica.  Te invito para que TE PREPARES, DISPARES Y APUNTES, pero haz algo atrevido, y no sólo copiar y postear fracesitas en Facebook.  Ánimo.

05 de febrero de 2014, 23:02

cerrar