Presidente asegura que alojamiento en hotel de lujo fue una “cortesía“

El presidente Jimmy Morales admitió que la estadía en un hotel de lujo fue “una cortesía“ y que vivió allí por su seguridad. (Foto: EFE) 

El presidente Jimmy Morales admitió que la estadía en un hotel de lujo fue “una cortesía“ y que vivió allí por su seguridad. (Foto: EFE) 

El presidente Jimmy Morales admitió que la estancia en el hotel Adriatika, lugar en el que vivió durante la campaña fue “una cortesía“ de los dueños y que por ello para él tuvo un costo “cercano a cero“. 
 
 
 
El Mandatario se negó durante más de dos semanas a responder detalles sobre su alojamiento en ese hotel. En una entrevista concedida a Canal Antigua este viernes, luego de resoplar y decir “si con eso se quedan tranquilos, les voy a decir“ y procedió a explicar algunos detalles. 
 
Según Jimmy Morales durante la campaña recibió amenazas de muerte. “Mi casa no tiene balcones y está en un lugar donde nadie escucharía un grito de auxilio“, aseguró.  Por ello, envió a su familia a vivir al extranjero y él empezó a vivir en diferentes hoteles.
 
 
Sin embargo, cuando lo hizo en el hotel Adriatika, asegura que los dueños le propusieron quedarse con una tarifa especial. El costo original de la habitación que utilizó el Mandatario asciende a un total aproximado de 469 mil quetzales por el tiempo que estuvo ahí, según publicó el diario Nómada en un reportaje en el que también se explica que este inmueble pertenece a la familia Kong, la cual tiene propiedades con cultivo de palma africana. 
 
 
A pesar de haber recibido un servicio por cerca de medio millón de quetzales, el Presidente asegura que no adquirió ningún compromiso y que los dueños del hotel, incluso, donaron 236 mil quetzales a las víctimas de la tragedia de El Cambray. 
 
 
Dice tener el apoyo de la población
 
El presidente Jimmy Morales también aseguró que cuenta con el apoyo de la población. Su percepción se basa en que según él, a diario, recibe el apoyo de un millón de personas en su muro de Facebook. 
 
 
“Cuando llego a la casa en la noche y mi esposa me pregunta, ¿cómo te sentís?, le contesto: feliz, porque estamos sirviendo“, finalizó el Jefe de Estado. 
 
 

12 de febrero de 2016, 22:02

cerrar