Por primera vez en la historia, madre e hijo compiten en unos Juegos

Por Soy502

Nino Salukvadze tenía solo 19 años cuando conquistó el oro en los Juegos Olímpicos de Seúl, en 1988. La georgiana ganó la prueba de pistola a 25 metros y se llevó el bronce en la pistola de aire a 10 metros. Desde entonces, no se ha perdido ninguna cita olímpica: Barcelona 1992, Atlanta 1996, Sydney 2000, Atenas 2004, Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016

En esta edición no solo hizo historia por ser tan solo la segunda deportista en estar en ocho citas olímpicas (la otra es la piragüista germano-italiana Josefa Idem Guerrini), sino porque es la primera madre que coincide en unos Juegos con su hijo

  • LEE TAMBIÉN: 

Sí, por más increíble que suene, el joven Tsotne Machavariani también compite en las pruebas que su mamá superó en Seúl 88, la pistola a 25 y 10 metros. El domingo, el atleta de 18 años quedó decimonoveno en su primer intento, y el 10 de agosto tendrá la oportunidad con los 10 metros. 

A Nino, hoy de 47 años, le daba igual su propio resultado: quedó en el puesto 34, pero en el fondo tenía la alegría de haber competido el mismo día que su hijo. “Estoy muy feliz de representar a Georgia pero estoy un millón de veces más feliz como madre”, dijo la atleta. 

Además, confesó que está más nerviosa por él que por su propia participación. “Cuando estamos en el lugar de tiro yo soy su mentora, y en la Villa Olímpica ya soy su madre”, asegura. 

El joven, en cambio, cuenta que no tiene ningún tipo de presión: "No me exige ningún resultado en estos Juegos y creo que es para no presionarme y minimizar así mis nervios durante el torneo. Son unos Juegos Olímpicos y es inevitable ponerse un poco nervioso", confiesa. 

Cuando estamos en el lugar de tiro yo soy su mentora, y en la Villa Olímpica ya soy su madre

También el abuelo

La estrecha relación entre esta familia y el tiro olímpico no queda en ellos dos. En Río también está Vakhtan Salukvadze, padre de Nino y abuelo de Tsotne. Él es el entrenador de ambos. 

Según el historiador olímpico Bill Mallon, esta es la primera vez que una madre compite con su hijo en los mismos Juegos Olímpicos. Sí había habido casos de madre e hija (golf en París 1900 y tiro con arco en Londres 1908). El caso de padre e hijo es mucho más común, y ha sucedido hasta en 56 ocasiones. 

Como último dato curioso, Nino Salukvadze ha representado tres banderas distintas en los Juegos Olímpicos: la bandera de la Unión Soviética en 1988, la del Equipo Olímpico Unificado* en Barcelona 1992 y la de Georgia desde entonces. 

*El Equipo Olímpico unificado fue como se denominó a los atletas que competían en nombre de países que recién se separaban de la Unión Soviética en Barcelona 1992. En él hubo atletas de Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia, Kazajistán, Kirguistán, Moldavia, Rusia, Turmenistán, Ucrania y Uzbekistán. 

*Con información de Diario MARCA

08 de Agosto 2016, 05:00 am