El Príncipe Harry confiesa que no quería ser de la familia real

El Príncipe Harry tenía una visión distinta para el resto de su vida, pero tuvo que cambiar de idea. (Foto: El Universo)

El Príncipe Harry tenía una visión distinta para el resto de su vida, pero tuvo que cambiar de idea. (Foto: El Universo)

El Príncipe Harry de Gales ha provocado revuelo luego que declarara su deseo de abandonar la realeza durante una entrevista que concedió al semanario "Mail on Sunday". 

Según sus declaraciones, su intención dejar a la Familia Real británica para empezar una vida como un ciudadano más de su país, pero prefirió permanecer, afianzarse dentro del linaje real y ayudar a su abuela, la reina Isabel II

Tras varios años sin centrarse en algo positivo, Enrique encontró su camino en el servicio militar, una etapa de su vida que incluyó dos estancias en Afganistán y trabajo caritativo, después de que se viera obligado a abandonar el Ejército de Reino Unido.

"Estar en el Ejército fue mi mejor escape. Sentí que de verdad logré algo, obtuve un entendimiento profundo de todo tipo de la gente con diferentes orígenes y sentí que formaba parte de un equipo" en el que "no fui un príncipe, simplemente Harry", se refiere.

Harry de Gales terminó su carrera militar a los 32 años, después de una década de servicio. Pero, a los 28 escuchó el consejo de su hermano mayor, el príncipe Guillermo, y buscó ayuda profesional para luchar contra sus problemas psicológicos y encontrar su camino: la filantropía.

Ahora emplea parte de su tiempo en ayudar a militares heridos. De ahí deriva la existencia de los Juegos Invictus, un evento multideportivo en que compiten militares y veteranos discapacitados. 

En la entrevista, Harry explica que tanto a él como a su hermano les "apasiona de manera increíble su trabajo caritativo" porque es "el camino que les mostró su madre", la princesa Diana.

*Tomado de Actualidad RT

26 de junio de 2017, 18:06

cerrar