Proceso en EE.UU. contra Jiménez y Trujillo se encuentra bajo reserva

Los guatemaltecos Brayan Jiménez y Héctor Trujillo acusados de lavado de dinero y corrupción en el caso conocido como FIFA GATE, llegaron a un acuerdo con la fiscalía Federal de Estados Unidos para que las pruebas presentadas en su contra sean confidenciales. 

Jiménez y Trujillo, quienes guardan prisión domiciliar en Estados Unidos por el escándalo de corrupción de la FIFA y que tiene bajo arresto a seis implicados más firmaron unos documentos, en mutúo acuerdo entre sus abogados y la fiscalía para la protección de las pruebas.

Según informa el corresponsal de AFP en Nueva York, Trujillo y Jiménez acordaron que las pruebas que se presenten en su contra se declaren confidenciales y esta medida abarca para notas, transcripciones, y cualquier otro documento presentado en contra de los acusados. 

Hasta el momento se desconoce si el proceso será igual para el resto de implicados o sí es una medida acordada con Jiménez y Trujillo.

Juicio en febrero

La fiscalía Federal quiere que el juicio que involucra a 40 dirigentes del fútbol del continente americano inicie en febrero del próximo año. Actualmente, 15 ya se declararon culpables y 25 se encuentran en proceso de ser juzgados.

Seis de los ochos acusados que se encuentran bajo arresto domiciliario en Estados Unidos asistieron a la audiencia este miércoles: el brasileño José María Marín, el costarricense Eduardo Li, los guatemaltecos Héctor Trujillo y Brayan Jiménez, el venezolano Rafael Esquivel y el griego-británico Costas Takkas.

En total, las causas abiertas en Estados Unidos por el escándalo de corrupción en la FIFA, que estalló en mayo de 2015 y tuvo una segunda oleada de acusaciones en diciembre, incluyen a 40 personas, la mayoría, altos dirigentes del fútbol del continente americano, y dos compañías de marketing deportivo.

*Con información de AFP

14 de abril de 2016, 11:04

cerrar