De "promesa fantasma" del Barcelona, a la cuarta División de Brasil

Pocos recordarán en Barcelona a Robert Gonçalves, un prometedor mediapunta carioca de solo 19 años. Llegaba para jugar en el filial del Barça y ser una posibilidad de futuro para el primer equipo.

Pasados cinco meses el cuadro culé anunció que dejaba la institución, nunca debutó ni en el filial, menos en el Barça B. En la ciudad condal apenas si pudo disputar algunos minutos en la Copa Catalunya.


Robert Gonçalves signa pel Barça B por fcbarcelona

Ahora Globoesporte anunció que el Fluminense lo cedió a Gonçalves al Boavista brasileño, que en 2016 disputó la Serie D del Brasileirao (cuarta División).

Esta es tan solo una de las tantas historia de los futbolistas que llegan a Europa con la etiqueta de promesas, pero que al final solo sirven para que dirigentes y representantes consigan algunas ganancias y luego se olvidan de ellos.

*Con imformación de Marca

05 de enero de 2017, 21:01

cerrar