La promesa de Q100 que se convirtió en 5 años de servicio forestal

Nueve hombres derribaron 48 árboles en el bulevar Juan Pablo II, que conduce del Aeropuerto Internacional La Aurora hacia el Zoológico y bulevar Liberación. ¿Lo recuerdas?

Con la esperanza de ganar Q100 para llevar el sustento de dos días a sus hogares, aceptaron la tarea. No solo no les pagaron lo prometido, sino atentaron contra el ambiente y el ornato de la ciudad de Guatemala y fueron castigados con cinco años de servicio forestal.

La historia

En agosto, durante un viaje en un autobús, Cornelio Orellana, uno de los sindicados, conoció a un hombre que se identificó como Mario Ramírez. En una conversación casual, Orellana le confió al desconocido sus dificultades a falta de un empleo.

Ramírez le ofreció una aparente salida. "Necesito cortar unos arbolitos", le dijo y le pidió que reuniera a un grupo de hombres con la promesa de pagarles 100 quetzales por unas horas de trabajo. 

Como no tengo trabajo y lo que llegue es un plato de comida para mi familia, acepté
Cornelio Orellana
, acusado de tala.

El hombre, feliz por la casualidad, se apresuró a contarle a su amigo Marco Antonio Solís, parte de una "cuadrilla de fundición" que todos los días se situaba en el parque central de Villa Nueva a la espera de ser contratados.

El grupo de albañiles no dudó en obtener un ingreso extra, por lo que aceptó la propuesta. Ramírez contactó vía telefónica a Orellana para darle los detalles del trabajo.

A eso de las 22 horas del 15 de agosto, un vehículo recogería a los trabajadores en el parque de Villa Nueva, su conductor les proporcionaría herramientas y el punto desde el que debían talar y, al terminar, Ramírez llegaría al lugar para cumplir con el pago acordado.

Se cumplió la primera parte: un fletero desconocido llevó a los hombres al bulevar Juan Pablo II, zona 13, les entregó hachas y machetes para cortar y se marchó.

  • RECUERDA...

Los trabajadores empezaron a talar, pero nunca vieron los 100 quetzales, porque su labor fue interrumpida por la Policía Nacional Civil.

Durante la madrugada del 16 de agosto agentes policiales detuvieron a los nueve hombres y los trasladaron ante un juzgado de turno por incurrir en faltas forestales. Orellana intentó llamar a su contratante, quien desapareció y cuyo número resultó ser un teléfono público.

La capital amaneció ese miércoles con una noticia que fue repudiada por decenas de usuarios de redes sociales. El bulevar que lleva al Aeropuerto Internacional La Aurora parecía una zona de desastre en la que yacían 48 jacarandas.

Amonestación

Debido a que fue la primera vez que el grupo incurrió en la falta referida, el Juzgado de Paz de Turno le impuso una amonestación escrita en la que se le llama a no repetir la acción.

De esa cuenta, Leonel Corrales, Cornelio Orellana, Juan Solís, Antonio Solares, Carlos Hernández, Marco Antonio Solís, Henry Contreras, Rolando Solís y Estuardo López volvieron a sus hogares el 17 de agosto, tras pasar varias horas en la carceleta de la Torre de Tribunales.

  • LEE TAMBIÉN...

Por los daños provocados al patrimonio natural del Estado, el 22 de agosto, el Juzgado de Paz dictó una sentencia de resarcimiento contra los acusados. Se trata de la siembre de 752 árboles a los que deberán darle mantenimiento durante cinco años, plazo en el que también pueden prestar otros servicios forestales. 

¿Qué pasó con ellos?

Desde entonces, cada sábado, entre las 7 y las 15 horas, el grupo realiza trabajos de reforestación y mantenimiento en Nimajuyú, zona 21.

Los hombres que fueron encontrados culpables por faltas forestales deberán trabajar por 5 años para la Municipalidad de Guatemala. (Foto: Municipalidad de Guatemala)
Los hombres que fueron encontrados culpables por faltas forestales deberán trabajar por 5 años para la Municipalidad de Guatemala. (Foto: Municipalidad de Guatemala)

Según Comunicación Social de la Municipalidad de Guatemala, la comuna les proporciona las herramientas necesarias para cumplir con trabajos de siembra, cuidado, riego, poda y corte de maleza en el lugar referido y así será durante los próximos cinco años.

Dos meses después de la condena impuesta a los nueve trabajadores, siguen sin conocer quién los contrató. El bulevar fue reforestado por ciudadanos y personal de la comuna capitalina.

  • PUEDE INTERESARTE...

03 de noviembre de 2017, 06:11

cerrar