El proyecto hidroeléctrico que pone en jaque al ministerio de Ambiente

El ministerio de Ambiente autorizó el proyecto porque no perjudicaba a la Laguna Lachuá. (Foto: Soy502)

El ministerio de Ambiente autorizó el proyecto porque no perjudicaba a la Laguna Lachuá. (Foto: Soy502)

Hace unas semanas se dio a conocer que uno de los parajes naturales del país, la Laguna Lachuá, estaba en riesgo por el proyecto hidroeléctrico Rocja Pontilá.

Uno de los sectores que más se opusieron fue la Universidad de San Carlos. 

  • TE PUEDE INTERESAR:

“Se me informó que había una animadversión que provenía de aspectos personales en contra del proyecto”, se excusó el ministro Sydney Samuels.

Sin embargo, el ministerio de Ambiente autorizó la licencia ambiental al proyecto que dirige el empresario Aurelio Asturias Ekenberg.

El viceministro de Ambiente, Alfonso Alonso, fue el encargado de revisar la parte técnica y de darle el informe positivo a Samuels.

“Me informó que el proyecto estaba fuera del área protegida, que no había impacto al caudal del río Icbolay y que había población que apoyaba la obra”, apuntó.

Con base a esa información, se dio el visto bueno a la nueva central. 

No obstante, Samuels ha cambiado de idea después de que una investigación de El Periódico señalara la obra de favor político tras una foto de Prensa Libre donde se ve al inversionista junto a Sammy Morales en un acto electoral en Alta Verapaz.

Samuels se justificó con que era información nueva que le estaba llegando por esa vía y que había solicitado revisar la licencia.

30 de enero de 2017, 18:01

cerrar