Pudo más el honor, los jugadores del Racing se negaron a jugar la Copa

Los jugadores del Racing de Santander no se movieron del centro del campo y fueron aplaudidos por su afición. (Foto: Ander Gillenea/AFP)

Los jugadores del Racing de Santander no se movieron del centro del campo y fueron aplaudidos por su afición. (Foto: Ander Gillenea/AFP)

El fútbol español quedó marcado esta tarde, y no por un resultado o lo espectacular de un juego, sino porque los jugadores del Racing de Santander salierón a la cancha del estadio El Sardinero y tras el pitazo inicial del árbitro se abrazaron en forma de protesta para pedir la renuncia de su presidente, Ángel Lavín, y del Consejo de Administración del club.

Los jugadores se negaron a jugar, por lo que se tuvo que suspender el juego de vuelta de cuartos de final de la copa ante la Real Sociedad.

El árbitro tuvo que suspender el juego luego que los jugadores de la Real Sociedad enviaran el balón a la banda y ningún jugador del Racing fuera a cobrar el saque. 

Luego de un rato, los jugadores salieron del campo y recibieron el reconocimiento tanto de su afición como de sus rivales. (Foto: Ander Gillenea/AFP)
Luego de un rato, los jugadores salieron del campo y recibieron el reconocimiento tanto de su afición como de sus rivales. (Foto: Ander Gillenea/AFP)
La plantilla del Racing había acordado hace tres días hacer esta protesta si no recibía su salario, el cual no fue efectivo. La resolución del resultado queda pendiente. El ganador de esta llave se medirá ante el Barcelona en semifinales.

30 de enero de 2014, 15:01

cerrar