Puerto Santo Tomás revela que tiene aguateros cobrando Q35 mil al mes

Dos auditorías, una externa y otra interna, evalúan la rentabilidad del puerto Santo Tomás de Castilla. (Foto: Comprasec)

Dos auditorías, una externa y otra interna, evalúan la rentabilidad del puerto Santo Tomás de Castilla. (Foto: Comprasec)

La Empresa portuaria nacional Santo Tomás de Castilla (Empornac) reveló públicamente la asignación salarial excesiva de personal en las cuadrillas de operaciones como efecto del Pacto Colectivo de condiciones de trabajo.

Es el caso del aguatero, por ejemplo, que cobra mensualmente por el renglón 031 un promedio de 35 mil 119 quetzales o el operador de grúa de buque II, que tiene un salario que supera los 47 mil quetzales mensuales.

El presidente de la Junta Directiva de Empornac, Roberto Campos, explicó el exceso de personal que encontraron en su llegada a la administración del puerto el pasado mes de agosto, después de que se quedara sin interventor.

"Actualmente hay 1 mil 775 personas laborando entre personal administrativo, operativo y técnico y el puerto podría operar con menos de la mitad", aseguró.

Asimismo, destacaron que se encontraron con una planilla sin el equipo adecuado ni entrenamiento para la inspección de químicos y cargas peligrosas.

Una auditoría externa de la Contraloría General de Cuentas está evaluando el proceso para mejorar el bajo rendimiento del puerto, provocado entre otros, por los altos costos en las operaciones. Entre otras anomalías, como la de los puestos de trabajo, también revelaron el registro de una obra de mar, calificada de "innecesaria" en 2014, que consistía en un dragado.

En la comparativa con otros centros logísticos del país, Santo Tomás de Castilla cuenta con el doble de personas en operaciones que otro puerto de contenedores.

Situación crítica

Este bajo rendimiento del puerto provoca que aumente el riesgo de pérdida de carga frente a otros puertos cercanos, como Puerto Barrios y Puerto Cortés, en Honduras.

Comparado con Puerto Quetzal, este tiene una carga de más de 3 millones de toneladas de diferencia, lo que supone unas utilidades que superan los 229 millones de quetzales.

Entre los próximos meses puerto Santo Tomás espera realizar un plan estratégico lo más pronto posible, que especifique tarifas competitivas, que optimice la calidad y la cantidad del capital humano.

Sobre las medidas que ya se llevaron a cabo se encuentra la rescisión de 23 contratos correspondientes a publicidad y eventos de cotización, así como la desconcentración de los depósitos financieros par reducir el riesgo. En el caso de Banrural, la entidad pasó de concentrar el 82.1% de los fondos al 57.5%.

28 de enero de 2016, 13:01

cerrar