¿Quién regala 100 millones?

Jimmy agradece la donación de medicinas al pastor Carlos Vargas. (Fotos: Wilder López/Soy502).

Jimmy agradece la donación de medicinas al pastor Carlos Vargas. (Fotos: Wilder López/Soy502).

Los regalos se usan generalmente para agradar, pero también para otros fines.

Se pueden ofrecer, por ejemplo, para “comprar” voluntades de una forma disimulada y elegante que ir y tirarle a la cara a alguien una bolsa con 30 denarios. 

La industria farmacéutica se ha hecho famosa, a nivel mundial, por utilizar magistralmente esa forma de “regalo” que en realidad lo que busca es meterse a la bolsa a las personas para obtener de ellas beneficios muy claros. 

Es conocido que las grandes compañías farmacéuticas realizan convenciones en playas y cruceros para engolosinar a los médicos y “persuadirlos” de recetar ciertos tratamientos, en las dosis y cuotas que le convienen a las empresas.

El presidente Jimmy Morales recibió este domingo un donativo de insumos médicos que supuestamente alcanza los 100 millones de quetzales.

El donativo fue entregado por una Fundación asentada en Zacapa y por la entidad denominada “Industria Farmacéutica de Guatemala”, que al mismo tiempo solicitó la aprobación de un reglamento que los deje producir y distribuir medicamentos a precios accesibles. Los insumos mostrados ayer en una bodega no constituían el total de la donación: ésta se irá entregando a lo largo de los meses. ¿Estará sujeta esa entrega a que el presidente tome ciertas disposiciones?

El presidente no dio mayores detalles. Agradeció el gesto y recibió el donativo haciendo la salvedad de que a largo plazo, la administración no puede vivir de la caridad.

Sabemos que los fabricantes y distribuidores de medicinas están enzarzados en una guerra a muerte por obtener contratos gubernamentales. Quienes donaron hoy están metidos en esa guerra.

La primera tarea de Jimmy radica en establecer reglas claras y transparentes para la otorgación de esos contratos, a precios competitivos. Debe terminar con la asignación a dedo de millones de quetzales a cambio de medicinas sobrevaloradas.

Estos 100 millones, si en realidad lo son, no deberían influir en nada en las decisiones que tome en adelante el Presidente. Por “buena gente” que sean estos señores de Industria Farmacéutica o el pastor de Zacapa, por mucho que ahora lo saquen de apuros, las decisiones de Estado no deberían verse alterada por las donaciones o regalos de particulares.

No se puede empeñar el interés de los guatemaltecos. Ni por supuestos 100 millones.

*Las opiniones publicadas en las columnas son responsabilidad de su autor, no de Soy502

17 de enero de 2016, 16:01

cerrar