Rafinha, Nainggolan, Mattielo: desafortunadas coincidencias del fútbol

El jugador del Barcelona se perderá al menos toda la temporada por la lesión. (Foto: gettyimages) 

El jugador del Barcelona se perderá al menos toda la temporada por la lesión. (Foto: gettyimages) 

El fútbol tiene cosas curiosas, casualidades tan extrañas que parece que alguien las estuviera dirigiendo. Algunas son divertidas, otras son simples datos y unas pocas son tristes. En este último apartado está el caso de Rafinha, futbolista del Barça que se perderá el resto de la temporada por la lesión que provoca pesadillas a todos los profesionales: la rotura del ligamento cruzado de la rodilla. 
 
Hay otro personaje involucrado en el tema, y es Radja Nainggolan, el jugador belga de la Roma responsable de la lesión. Las críticas le llueven a pesar que pidió disculpas dos veces, una sobre el campo y otra por Twitter. Por el bien general, lo mejor es pensar que no tenía ninguna intención de lastimar su rival. Es una entrada dura, pero nada que no se vea en todos los partidos. 
 
La lesión fue durante el partido de esta semana por la Champions League.  (Foto: mirror.co.uk)
La lesión fue durante el partido de esta semana por la Champions League. (Foto: mirror.co.uk)
 
La primera curiosidad de este asunto es que no es la primera vez que Nainggolan deja fuera por un largo tiempo a otro jugador. En marzo de este 2015, un choque con el joven Federico Mattielo del Chievo provocó la fractura de tibia y peroné del italiano. La imagen es escalofriante, pero por fortuna, la recuperación se llevó a cabo y Mattielo está de vuelta con su equipo en este inicio de temporada. 
 
 
En ninguno de los casos parece que haya mala intención por parte del jugador de la Roma, pero si en seis meses lesionas a dos rivales, significa que tienes que cambiar forma de jugar. Rafinha tenía una temporada con muchos minutos para crecer y destacar, y ahora no le queda más que someterse a una recuperación. Eso sí, su hermano Thiago Alcántara estará ahí con él para apoyarlo en un proceso que ya conoce bien. 
 
Tristemente para la familia Alcántara, Rafinha se une a su padre y a su hermano mayor en la batalla contra una lesión que no siempre se recupera al 100%. Mazinho Alcántara, jugó entre 1994 y 2000 en el Valencia y el Celta, hasta que la rotura de los ligamentos lo obligó a parar un tiempo. Después de la recuperación solo jugó 32 partidos más antes de retirarse. 
 
Por su parte, Thiago no ha podido destacar en el Bayern München por haberse roto ¡dos! veces los ligamentos de la rodilla. A pesar de ser el "consentido" de Pep Guardiola, el exjugador del Barça no ha tenido continuidad debido a la intermitencia provocada por su rodilla. La primera lesión llegó en mayo de 2014 y lo dejó fuera del Mundial. En octubre de ese mismo año, recayó y tuvo que atravesar una recuperación dura y complicada. 
 
Rafinha tendrá que pasar pronto por el quirófano y después iniciará un proceso de seis meses para intentar que su rodilla quede "como si nada". El Barça se queda con más problemas de los que ya tenía, y Luis Enrique tendrá severos dolores de cabeza. Rafinha era el jugador ideal para darle descanso a cualquiera del mediocampo o incluso a Messi, como sucedió contra el Atlético de Madrid. 
 
 
La única opción que queda es subir a Sergi Roberto de nuevo al mediocampo cuando Dani Alves regrese de su lesión. El problema es que el canterano del Barça no puede jugar como delantero o extremo, a diferencia del brasileño. Así que, entre las tristes coincidencias de este caso, Luis Enrique se mete en un nuevo lío que no tendrá salida hasta que llegue enero y puedan jugar Arda Turan y Aleix Vidal. Ahora, más que nunca, se extrañará a Pedro.  
 

18 de septiembre de 2015, 20:09

cerrar