Raúl Cruz Molina, el guatemalteco que ha sanado miles de corazones

Guatemala es uno de los pocos países en la región que cuenta con una unidad de cirugía cardiovascular. A la unidad asisten personas no solo del país sino que de Belice, Nicaragua, Honduras y El Salvador quienes buscan recuperarse. 

El doctor Raúl Cruz Molina fue uno de los artífices de esta unidad, que al principio estaba ubicada dentro del Hospital Roosevelt. De la entrevista que Soy502 sostuvo con el médico, extraemos los momentos más importantes relatados por este #Orgullo502.

  • Mira más abajo el video.

El comienzo

El doctor Cruz Molina recuerda que todo empezó en 1972 cuando Francis Robicsek, director del Departamento de Cirugía Torácica y Cardiovascular del Memorial Hospital de Charlotte ofrece apoyo a Guatemala para entrenar a un médico en ese campo en el extranjero. Es así como nace esa peculiar alianza y en 1974 se selecciona a Raúl Cruz Molina para que sea el primer médico local  que pueda efectuar operaciones de ese tipo. Meses más tarde, también salió un grupo de médicos y enfermeras para que pudieran asistir al doctor Cruz en sus operaciones locales. 

El entonces presidente de Guatemala, Carlos Manuel Arana Osorio, el doctor Raúl Cruz Molina y el doctor Francis Robicsek son los pioneros del primer Programa de Cirugía Cardiovascular en Guatemala. (Foto: Memorias del doctor Raúl Cruz Molina)
El entonces presidente de Guatemala, Carlos Manuel Arana Osorio, el doctor Raúl Cruz Molina y el doctor Francis Robicsek son los pioneros del primer Programa de Cirugía Cardiovascular en Guatemala. (Foto: Memorias del doctor Raúl Cruz Molina)

Funcionamiento de unidad

El doctor Cruz Molina recuerda que fue el 24 de febrero de 1976, durante el gobierno del general Kjell Laugerud, cuando se autoriza la creación y funcionamiento de la Unidad de Cirugía Cardiovascular de Guatemala. La inauguración del recinto se produjo dos días después. 

La unidad empezó a trabajar en el tercer nivel del hospital Roosevelt, el presupuesto que recibió en aquel entonces fue de 125 mil quetzales. 

Las primeras operaciones se realizaron en instalaciones del hospital Roosevelt a partir de 1976. Ahí permaneció hasta 1994. (Foto: Memorias del doctor Raúl Cruz Molina)
Las primeras operaciones se realizaron en instalaciones del hospital Roosevelt a partir de 1976. Ahí permaneció hasta 1994. (Foto: Memorias del doctor Raúl Cruz Molina)

Nuevo hogar

La Unidad de Cirugía Cardiovascular necesitaba un nuevo espacio y es así como en 1983 se inician las gestiones para la construcción de su propio edificio en un terreno cercano al hospital Roosevelt. Sin embargo, no fue hasta 1994 cuando se hizo el traslado oficial hacia el nuevo recinto.

  • Mira más abajo el video.

Los trabajos duraron más de 10 años hasta que Unicar se trasladara oficialmente a su nueva sede. (Foto: Memorias del doctor Raúl Cruz Molina)
Los trabajos duraron más de 10 años hasta que Unicar se trasladara oficialmente a su nueva sede. (Foto: Memorias del doctor Raúl Cruz Molina)

Primera alianza

En 1992 un grupo de guatemaltecos operados del corazón en Estados Unidos por el doctor Rafael Espada, fundaron la Asociación Médica Guatemalteca Doctor Rafael Espada con la intención de apoyar a personas de escasos recursos para que viajaran a ese país para someterse a este tipo de cirugías. 

El doctor Cruz Molina se contacta con ellos para darles a conocer sobre la unidad que él maneja desde 1976, apoyando a quienes lo requirieran. Fue así como en 1994 se publica el Acuerdo Gubernativo 236-94 de creación y funcionamiento de la Unidad de Cirugía Cardiovascular. 

El acercamiento con el doctor Rafael Espada permitió que la unidad tomara nuevos aires para seguir apoyando a la salud de los guatemaltecos. (Foto: Memorias del doctor Raúl Cruz Molina)
El acercamiento con el doctor Rafael Espada permitió que la unidad tomara nuevos aires para seguir apoyando a la salud de los guatemaltecos. (Foto: Memorias del doctor Raúl Cruz Molina)

Segunda alianza

Un  nuevo capítulo se vive entre Unicar y la fundación Aldo Castañeda. Al enterarse de la situación por la que pasaba en 1997 la unidad, el doctor Aldo Castañeda ofrece su colaboración profesional y se integra para organizar la unidad pediátrica de Unicar, donde opera el doctor Castañeda y tres cardiólogos pediatras. En ese entonces solo contaban con dos camas en cuidados intensivos, donde lograron efectuar unos 67 procedimientos en ese año.

El doctor Aldo Castañeda se une al programa apoyando las cirugías para los niños que las requieren en el país. (Foto: Memorias del doctor Raúl Cruz Molina)
El doctor Aldo Castañeda se une al programa apoyando las cirugías para los niños que las requieren en el país. (Foto: Memorias del doctor Raúl Cruz Molina)

Presupuesto

El presupuesto inicial de Unicar fue de 125 mil quetzales en 1976. En la actualidad el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social debe transferirles 55 millones de quetzales, aunque este monto no llegó en su totalidad en el último año. 

“Esperamos ese monto con cierta incertidumbre porque no sabemos si va a haber al final del año ese dinero. El año pasado nos quitaron 10 millones porque no alcanzó el presupuesto. Eso es lo preocupante de la salud pública en Guatemala, es muy cara”, expresa el doctor Cruz Mloina.

A pesar de su gran aporte a la salud, Unicar ha tenido que lidiar con varios inconvenientes principalmente financieros provenientes del Ministerio de Salud. (Foto: Memorias del doctor Raúl Cruz Molina)
A pesar de su gran aporte a la salud, Unicar ha tenido que lidiar con varios inconvenientes principalmente financieros provenientes del Ministerio de Salud. (Foto: Memorias del doctor Raúl Cruz Molina)

Los pacientes

La Unidad de Cirugía Cardiovascular empezó atendiendo a 15 personas recuerda el doctor Raúl Cruz Molina, pero ese número ha ido en crecimiento. 

  • Mira más abajo el video.

“En la actualidad atendemos a 75 personas en el hospital, ya estamos saturados. Empezamos el proceso de ampliación para seguir atendiendo a más personas”, resalta.

  • APOYANDO A LOS NECESITADOS...

Operaciones

Actualmente, los médicos de Unicar realizan un promedio 800 operaciones anuales, a excepción de algunas que requieren un tratamiento de alta tecnología y que los aparatos no se encuentran disponibles.

  • CAMBIOS...

Deseos

Uno de los mayores deseos del doctor Raúl Cruz Molina es que Unicar pueda convertirse en un instituto y que cuente con su propio presupuesto para no depender de los traslados del Ministerio de Salud y así ayudar a los guatemaltecos que requieran de los servicios de esta unidad. 

“Queremos que nos den la oportunidad de llegar a ser un instituto, que tengamos un presupuesto involucrado con los gastos de la nación”, resalta el destacado galeno.

  • Mira aquí el video.

El doctor Raúl Cruz Molina participará en el primer Simposium de Residentes de Cirugía Cardiovascular de Unicar, donde se le hará un reconocimiento por su labor al frente de la misma por 40 años, salvando la vida de guatemaltecos, centroamericanos y mexicanos que requieren de sus servicios.

22 de agosto de 2016, 08:08

cerrar