Rechazan pedido de clemencia del papa Francisco para una condenada

El papa Francisco urgió a salvar la vida de Kelly Gissendaner, condenada a muerte, pero la Junta de Perdón y Libertad Condicional del estado de Georgia (EE.UU.) rechazó a última hora los pedidos de clemencia. (Foto:cnnespanol.cnn.com)

El papa Francisco urgió a salvar la vida de Kelly Gissendaner, condenada a muerte, pero la Junta de Perdón y Libertad Condicional del estado de Georgia (EE.UU.) rechazó a última hora los pedidos de clemencia. (Foto:cnnespanol.cnn.com)

El papa Francisco urgió a salvar la vida de Kelly Gissendaner, condenada a muerte por haber planeado la muerte de su esposo, ocurrida en 1997, pero la Junta de Perdón y Libertad Condicional del estado de Georgia (EE.UU.) rechazó a última hora los pedidos de clemencia y será ejecutada hoy.

En nombre del pontífice, la Nunciatura Apostólica de Estados Unidos solicitó hoy en una carta a la junta estatal cancelar la ejecución de Gissendaner, quien será la primera mujer a la que se aplique la pena capital en Georgia en 70 años.

Sin querer minimizar la "gravedad del crimen", el papa Francisco pidió, a través de una misiva enviada por el nuncio apostólico Carlo María Vigano, clemencia para esta mujer, a quien se le suministrará una inyección letal en la prisión estatal de Jackson.

"Suplico (...) a su junta directiva conmutar la pena por una que mejor exprese la justicia y la misericordia", precisó Vigano en la carta a la Junta de Perdón y Libertad Condicional.

El jueves pasado el papa Francisco, que realizó una visita de seis días a EE.UU., pidió ante el Congreso estadounidense "abolir" la pena de muerte.

La Junta de Libertad Condicional accedió a escuchar nuevamente argumentos a favor de Gissendaner, pero nuevamente negó la petición de la condenada para que se le conmute la pena capital por cadena perpetua.

Los cinco integrantes de esta junta escucharon durante 45 minutos la petición de clemencia por parte del hijo mayor de Gissendaner, Brandon Brookshire, para posteriormente atender a la familia de la víctima.

Los tres hijos de Gissendaner alegaron que han perdonado a su madre por la muerte de su padre y han intercedido a su favor, argumentando que ella se ha reformado y es una persona distinta tras pasar décadas en prisión.

Un juez federal rechazó también este lunes una moción de clemencia a favor de la condenada.

Decenas de personas se congregaron el lunes por la noche frente al Capitolio estatal en una vigilia para interceder en favor de Gissendaner, petición que ha sido secundada por los hijos de la mujer.

El amante de Kelly Gissendaner, Gregory Bruce Owen, fue condenado a cadena perpetua pese a haber sido el autor material del homicidio, condena que la defensa de Gissendaner ha calificado de injusta.

La ejecución de Gissendaner esta prevista para las 19 horas de este martes, y en dos ocasiones anteriores estuvo cerca de la ejecución; la primera vez fue suspendida por una tormenta invernal y la segunda ocasion por la polémica de un cóctel letal de drogas utilizado por el Estado. 

Según Danny Porter, Fiscal de Distrito del condado Gwinnett de Georgia "La naturaleza del crimen justificaba que el estado pidiera la pena capital. El jurado estuvo de acuerdo con esto".

Para su último deseo Gissendaner pidió comer dip de queso y papas fritas, nachos y una limonada dietética helada.

* Con información de Efe y cnnespanol.cnn.com

 

29 de septiembre de 2015, 14:09

cerrar