¿Revancha por el 7-1? Alemania será el rival de Brasil en la final

Alemania y Brasil se volverán a ver las caras en un gran torneo, después de aquel inolvidable 7-1 en el Mundial de 2014

Esta vez serán las selecciones Sub 23, pero el morbo está allí: si Brasil falla y no se lleva la medalla de oro, hablaremos de un nuevo “Maracanazo*”. 

Los alemanes sellaron su pase a la final unas horas después que los brasileños. En un partido que no se les complicó demasiado, le ganaron 2-0 a Nigeria, con goles de Lukas Klostermann y Nils Petersen. 

El partido, que será el 20 de agosto a las 14:30 (hora de Guatemala), recordará a las más grandes finales que se han vivido en un país que vive del fútbol. 

Neymar y compañía ya tenían la misión de ganar la medalla de oro, y ahora se suma la motivación de que será contra el rival que más daño les ha causado en los últimos años. 

Aquel “Mineirazo” (por el estadio donde se jugó) le enseñó a Brasil una realidad que se había negado a ver: no tenía chance de ganar su propio mundial. 

Ahora, en cambio, sí que pueden: Neymar despertó y como equipo no han recibido ningún gol en los cinco partidos del torneo: 0-0, 0-0, 4-0, 2-0 y 6-0. 

¿Habrá Maracanazo 2.0 el sábado en Río de Janeiro? Así como la alegría de la medalla sería gigante, la decepción sería un golpe muy difícil de tolerar. Todo está en manos de Neymar y diez más.

*El Maracanazo original es la derrota de Brasil 2-1 ante Uruguay en el Mundial de 1950. Para entender el nivel de sorpresa que fue, hay que decir que los periódicos ya tenían los titulares listos, y la fiesta estaba preparada. Cuando Uruguay ganó, no pasó absolutamente nada, porque nadie lo creía. Hubo suicidios relacionados al partido, y el portero Moacir Barbosa vivió acosado por esos dos goles hasta el día de su muerte en el año 2000. 

17 de agosto de 2016, 18:08

cerrar