Revelan datos del crimen pasional contra el embajador griego en Brasil

El embajador de Grecia en Brasil, Kyriakos Amiridis, fue asesinado en un suburbio de Río de Janeiro en lo que se cree un "crimen pasional" planeado por su esposa y su amante, un policía militar que habría ejecutado el homicidio.

La esposa del diplomático, Françoise de Souza Oliveira, de 40 años, así como su amante Sergio Gomes Moreira, de 29, y un primo de este, Eduardo Moreira de Melo, de 24, fueron detenidos de forma preventiva por el asesinato del embajador, de 59 años, según el comisario Evaristo Pontes Magalhaes.

  • POR SI NO LEÍSTE:

El caso llegó a la policía de Río cuando la mujer del embajador denunció el miércoles que desde el lunes no lograba contactar a su marido, quien había salido solo en un vehículo alquilado de la casa en la que estaban pasando unos días de vacaciones con su hija de 10 años en la ciudad de Nova Iguaçu.

Pero conforme pasaban las horas sus declaraciones fueron cayendo en contradicciones y, cuando la policía encontró el jueves el coche calcinado con un cadáver "totalmente carbonizado", empezó a sospechar de la versión de De Souza.

El cuerpo del embajador apareció carbonizado dentro del vehículo. (Foto: Twitter)
El cuerpo del embajador apareció carbonizado dentro del vehículo. (Foto: Twitter)

El policía militar reconoció haber tenido un enfrentamiento físico con Amiridis, a quien acabó estrangulándolo en defensa propia.

Pero la policía no termina de creerse esta versión porque encontró un sofá manchado de sangre en el apartamento del matrimonio.

La policía estima de forma preliminar que la mujer y Sergio Gomes, que desde hacía tiempo era una "persona de confianza" de la familia, a quien apoyaba en cuestiones de logística y seguridad, habrían "planeado" su asesinato y habrían pedido la ayuda del primo.

La esposa del diplomático incluso habría prometido pagar 80 mil reales (unos 24 mil dólares) al joven por ayudarles en sus planes.

Amiridis habría sido asesinado en la casa que la pareja poseía en Nova Iguaçu, en la Baixada Fluminense, una zona con altos índices de criminalidad.

31 de diciembre de 2016, 12:12

cerrar