Revelan llamadas de auxilio de víctimas de la masacre de Orlando

Esta semana fueron divulgadas nuevas llamadas de los rehenes de la discoteca Pulse, en Orlando, la madrugada del 12 de junio de este año, quienes fueron retenidos por el terrorista Omar Mateen quien posteriormente asesinó a 49 personas e hirió a 68.

Este es el tercer registro de llamadas difundidas, luego de un fallo ante una demanda de registros públicos presentada por los medios de comunicación.

  • CONTEXTUALIZA:

"¿Dónde están? No entiendo. Todo el mundo está cada vez peor. ¿Dónde están?", le habría dicho una persona al agente que atendió el llamado al 911 durante la conversación que inició a las 4:55 horas, mientras que a las 2:19, 15 minutos después del tiroteo entre la policía y el terrorista, otro hombre desesperado decía "Nos va a matar¨. (…) Por favor, están gritando", según consta en los registros.

Algunos de los retenidos criticaron a la policía por llegar tarde a su rescate, mientras que las autoridades aseguraron que hicieron todo lo posible para rescatar a las víctimas lo más rápido posible.

Nuestros oficiales y el equipo SWAT estaban dentro de Pulse para salvar a la gente tras los primeros disparos y cuando Mateen aún mantenía rehenes en los baños
Portavoz de la policía de Orlando.

Según los registros, otro hombre llamó al 911 a las 2:57 horas "Por favor. Ha pasado casi una hora", les reclamó desde el interior de un vestidor, donde se escondió del tirador. En su relato le dijo a la policía que del otro lado escuchaba al terrorista recargando su arma.

En cada llamada al número de emergencia, los operadores les pedían calma a las víctimas, exigiéndoles que se quedaran escondidas para evitar quedar expuestas ante el terrorista.

"Por favor, mis amigos están tratando de escapar", le dijo un hombre al agente del 911 susurrando. El operador le pidió permanecer en silencio, advirtiéndole que no era seguro salir de la habitación. "Nosotros podríamos confundirlos con uno de los malos. No queremos que les hagan daño, ¿de acuerdo?", le explicó el policía.

  • MIRA TAMBIÉN:

El sujeto dijo al agente: "Creo que es el tirador. Por favor, estoy muy asustado". En esta conversación, el joven le preguntó al agente si la llamada estaba siendo grabada para decirle a su familia que los amaba y a los pocos segundos, el hombre susurró: "¡Oh, Dios mío! ¡Dios mío! ¡Dios mío! ¡Dios mío! ¡Dios mío!".

"¿Qué está pasando? ¿Hola? –le preguntaba el operador–. ¿Es la policía?". Después de un desesperante silencio, la víctima dijo que habían sido rescatados. "Hiciste un gran trabajo", le dijo el operador.

En otra conversación sostenida a las 2:57 horas, una persona dijo que no estaban haciendo lo suficiente para rescatarlos, el operador le explicó que la policía debía avanzar hasta donde estaba escondido Mateen, para rescatar con vida a los rehenes.

"Solo te estoy dando una actualización de lo que pasa para que entiendas que no los estamos abandonando. Tenemos que llegar a salvo a ti", le explicó el operador policial.

Como estas, hay otra decena de registros que sacan a la luz la desesperación que vivieron cientos de personas esa madrugada y se espera que próximamente se den a conocer nuevos archivos.

* Con información de Infobae

18 de noviembre de 2016, 13:11

cerrar