Ricardo Andrade, la estrella que se apagó por la violencia en el país

Ricardo Andrade era una de los cantantes más prominentes y que ya brillaba en Guatemala con sus letras que ponían a cantar a sus seguidores. Muchos años de lucha en el medio artístico empezaban a dar frutos. Su nombre ya era reconocido, no solo en el medio guatemalteco, sino también en países centroamericanos. 

Éxitos como “El norte”, “Por qué la extraño tanto”, “Si estuvieras aquí”, “Un día gris” y “El cadejo” eran de las consentidas en los conciertos que ofrecía por el interior de la república. Sin embargo, el brillo de este talento nacional se apagaría debido a la violencia. 

RECORDADO...

El 14 de octubre de 2002, Ricardo Andrade junto al tecladista de Los Últimos Adictos, Gabriel Rivera fueron víctimas de un ataque directo. Cuando ambos regresaban de un viaje por el oriente del país, fueron víctimas de un confuso incidente. Los artistas recibieron varios disparos. 

Gabriel falleció ese día, mientras que Ricardo fue trasladado al hospital general San Juan de Dios. Seis días más tarde, la salud de Andrade se complicó y falleció. El ambiente artístico nacional se vestía de luto y en un masivo funeral, el cantautor fue despedido por su familia, amigos, compañeros de la música y sus admiradores. 

Su música, lejos de quedarse guardada en el baúl de los recuerdos, siguen entre los principales playlist de los amantes de rock nacional.

Hubo una generación que creció y asistió a los conciertos de Estrés y Los Últimos Adictos, otra que creció y escuchó su nombre, pero poco recuerdan de esa estrella que se fue a brillar al cielo, pero que dejó una estela de recuerdos y canciones imborrables. 

 

20 de octubre de 2016, 11:10

cerrar