Río de Janeiro le dice "Bem-vindo" a los Juegos Olímpicos

La ciudad de Río de Janeiro empieza a transpirar los Juegos Olímpicos que iniciarán el próximo 5 de agosto. El clima calido se hace sentir durante el día (entre 23 y 29 grados centígrados). 

"Bem-vindo", dicen en portugués los brasileños para recibir a miles de deportistas, periodistas y expectadores; entre ellos los 21 atletas, 11 comunicadores y varios dirigentes y delegados guatemaltecos.

En la calles los logos de "Río 2016" toman posesión de una urbe moderna y muy transitada. Se estima que más de 6 millones de personas habitan en Río de Janeiro. 

Una ciudad diversa culturalmente y llena de contrastes. Moderna en su transporte público tiene muchas opciones para movilizarse, entre ellas el metro, tren, buses (diferentes tipos) y áreas exclusivas para manejar bicicleta. 

Ciudad de grandes edificaciones arquitectónicas y a unos kilómetros muchas favelas (asentamientos) donde las condiciones de vida son precarias. 

Para Sudamérica los Juegos son inéditos, por primera vez el sur del continente abergará el evento deportivo más grande del planeta. 

En las calles también es notoria la presencia de muchos trabajadores municipales "puliendo detalles" o "maquillando la ciudad", como dicen las personas en Río. 

Lo mismo sucede en la Villa Olímpica donde todavía están terminando "detalles", aunque ya varias delegaciones estén arribando.

El sabor lo terminan de poner los "cariocas" (personas nacidas en Río) que con mucha alegría y fraternidad viven y disfrutan sus Juegos. 

26 de julio de 2016, 16:07

cerrar