Rodrigo Arenas, el cerebro detrás del financiamiento para Jimmy

Rodrigo Arenas se presentó a su audiencia de primera declaración. (Foto: Wilder López/Soy502)

Rodrigo Arenas se presentó a su audiencia de primera declaración. (Foto: Wilder López/Soy502)

Los testimonios de dos personas presentados durante la audiencia de primera declaración de Rodrigo Arenas Echeverría detallaron la forma en que lideró la recaudación de fondos para llevar al poder a Jimmy Morales.

La declaración de Paulina Paiz fue la primera que reprodujo el Ministerio Público (MP). Ella afirmó que Arenas fue el enlace entre Morales y los empresarios que lo financiaron con 8 millones de quetzales para el pago de fiscales electorales.

  • PODRÍA INTERESARTE...

Según Paiz, Arenas conocía a Edgar Ovalle, el diputado prófugo por el caso Creompaz y solicitado por esta investigación en la que participa la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). Fue así como llegaron a Morales cuando este era candidato. 

Pero el papel de Arenas no terminó ahí, en una reunión propuso el mecanismo que se usaría para recibir el dinero proveniente de los demás empresarios. En ese encuentro fue que surgió la idea de usar Nova Servicios, empresa de la que es propietaria la testigo y por medio de la que se capitalizó el dinero para Morales. 

  • ADEMÁS:

Arenas salva el día

La audiencia de primera declaración también dejó conocer otro detalle del financiamiento de FCN-Nación, uno que se remonta a los dos días previos al 6 de septiembre de 2015, el día que se celebró la primera vuelta electoral.

Paiz y Olga Méndez, representantes de Nova Servicios, hicieron alusión a un conflicto que sostuvieron con el partido político y Arenas, pues 48 horas horas antes de la votaciones los cheques y depósitos para los fiscales electorales no estaban realizados debido a que no contaban el listado de las personas que serían beneficiadas.

“Me mandó fotografías de los listados y no en excel como manda dios”, dijo Paiz sobre el congresista Ovalle, quien era uno de los encargados de entregar el listado de fiscales electorales.

Méndez además resaltó que los datos personales del listado tenía errores, por lo que no podían realizar las transacciones que en total sumaban no menos de 4 millones de quetzales.

Debido a esa tardanza, Arenas consiguió que una financiera a última hora desembolsara el dinero para los fiscales electorales, pero no de manera individual como había planeado junto con las ejecutivas de Nova Servicios.

  • QUIZÁ TE INTERESE: 

25 de abril de 2018, 17:04

cerrar