Ronaldo, Luis Suárez y otros grandes fichajes de último minuto

El 31 de agosto es el día de la locura en el fútbol. Los equipos se mueven de un lado a otro, llaman, envían correos y simplemente hacen todo lo que pueden para cerrar ese fichaje de última hora que tanto necesitan. Algunos lo logran y otros no, como fue el caso del Real Madrid y David De Gea hace un año. Sin embargo, hay algunas contrataciones desesperadas que sí se llevan a cabo y que terminan por ser verdaderas estrellas. 

Ronaldo: después de cinco años marcados por las lesiones en el Inter de Milán, el mejor delantero del mundo fichó por el Real Madrid una hora antes del cierre del mercado. Las cosas salieron tan bien que ese mismo año fue Balón de Oro con el club blanco, y se quedó cinco temporadas más, hasta partir hacia el Milán como uno de los mejores “9” de la historia del Real Madrid. 

(Imagen: 101Greatgoals.com)
(Imagen: 101Greatgoals.com)

Sergio Ramos: hoy es el capitán del Real Madrid, pero en 2005 estuvo a punto de no llegar. El histórico defensa jugaba en el Sevilla, que no quería llegar a un acuerdo. Sin embargo, a última hora el club merengue decidió no complicarse la vida y pagar los 27 millones de euros necesarios para romper el contrato de Ramos con el club andaluz.

Wayne Rooney: pasó algo parecido que con Sergio Ramos. Rooney era la estrella del Everton, pero el Manchester United puso el dinero sobre la mesa para llevarse al delantero, hoy capitán de los “Red Devils”. En ese entonces, los 40 millones que pagó el ManU por el "chico malo" estaba entre los 20 traspasos más caros de la historia. Hoy, ya no está ni siquiera entre los primeros 50…

MÁS DEL MERCADO DE FICHAJES: 

Mesut Özil: era el “10” del Real Madrid, pero no convencía a la directiva. Quien sí estaba contento con él era Cristiano Ronaldo, que expresó su enfado cuando el Arsenal pagó casi 50 millones de euros por el alemán en el último día del mercado. “Era el jugador que mejor conocía mis movimientos, es una mala noticia para mi”, dijo en ese entonces el portugués. 

Luis Suárez: fue un fichaje de última hora, pero al contrario de los demás, no involucró una oferta de locos. El Livepool "apenas" pagó aproximadamente 25 millones de euros al Ajax por el uruguayo. Decimos "apenas", porque Suárez marcaría 82 goles en 122 partidos y se convertiría en el mejor delantero que la Premier League había visto en mucho tiempo, hasta que cumplió su sueño personal de jugar en el FC Barcelona

(Imagen: Mirror.uk)
(Imagen: Mirror.uk)

Robinho: nunca terminó de destacar en ninguno de los equipos, pero protagonizó dos grandes pagos de última hora. El primero fue en 2008, cuando los 40 millones del Manchester City convencieron al Real Madrid de dejar que el brasileño se fuera para Inglaterra. Dos años después, en 2010, el Milán le dio 42 millones al City por él, que entre traspaso y traspaso nunca se recordó de jugar al fútbol. 

  • POR SI NO LO VISTE: 

31 de agosto de 2016, 09:08

cerrar