Rose Bowl: Stanford derrota a Iowa en el fútbol universitario

Stanford y Iowa se enfrentaron en el Rose Bowl 2016. (Foto: AFP)

Stanford y Iowa se enfrentaron en el Rose Bowl 2016. (Foto: AFP)

El corredor segundo año Christian McCaffrey, que se quedó a las puertas de ganar el Trofeo Heisman, se reivindicó con una actuación memorable que permitió a su equipo del Cardinal de Stanford proclamarse campeones del Rose Bowl al vencer por paliza de 45-16 a los Hawkeyes de Iowa.

Además McCaffrey se encargó también de imponer nuevas marcas en el Bowl más prestigioso de la competición del fútbol americano universitario que tuvo como escenario el estadio que lleva su propio nombre del Rose Bowl, de Pasadena (California).

El equipo de Stanford, que estuvo cerca de quedarse fuera de la competición de la fase final, ante los Hawkeyes se mostró intocable en todas las facetas del juego e impecable en la ofensiva arrolladora.

McCaffrey atrapó un pase de 75 yardas para touchdown en la primera jugada a la ofensiva y cubrió 66 yardas en una devolución de despeje para anotar de nuevo mientras imponía marca de Rose Bowl con 368 yardas totales.

El mariscal de campo Kevin Hogan, que jugó su última temporada como universitario, lanzó para 223 yardas y tres touchdowns como líder del ataque del Cardinal (12-2), que ganó el Rose Bowl por segunda ocasión en tres actuaciones en los últimos cuatro años.

Pero fue McCaffrey la gran figura, el que jugó de manera soberbia en su debut en el tazón de mayor antigüedad, rompiendo la marca de yardas totales establecida por Jared Abbrederis con Wisconsin, en 2012.

McCaffrey terminó en segundo lugar, sólo detrás de Derrick Henry de Alabama, en la votación al Trofeo Heisman, pero el veloz jugador de segundo año no dejó dudas sobre su capacidad con una de las actuaciones más dinámicas en los 102 años de historia del Rose Bowl.

02 de enero de 2016, 15:01

cerrar