"Las Rositas" se despiden del Hospital Roosevelt

Las gemelas siamesas Ana Rosa y Aída Rosalina Castro, mejor conocidas como “Las Rositas” vivieron tres años y siete meses en el Hospital Roosevelt. Este viernes, fueron dadas de alta y finalmente se despidieron de las enfermeras, doctores y todo el equipo médico que las cuidó desde su nacimiento.

“Para nosotros este es un momento trascendental”, dijo en conferencia de prensa Javier Bolaños, el doctor que lideró el equipo que trató a las siamesas. “Estas nenas están dejando una huella en el corazón de cada uno de nosotros. Estamos tristes, pero felices por ver que empieza una nueva etapa en la vida de estas niñas”, agregó.

  • RECUERDA SU HISTORIA: 

A Las Rositas se les dio egreso del centro asistencial luego de que un juez otorgará la patria potestad a Shyrei Osborn representante legal de la Fundación Amor de Niño, según informó el director del Hospital Roosevelt, Carlos Soto

Por su parte el doctor Bolaños, el médico que ha atendido a las gemelas desde su primer día en el hospital, dijo que Las Rositas se encuentran en buen estado de salud y pueden ser trasladadas sin ningún problema. “El egreso que se da hoy no es por razones médicas, sino porque el proceso legal se ha completado”, explicó. 

Una casa hogar

A Shyrei Osborn, ciudadana guatemalteca y estadounidense, le fue otorgada la tutela de las niñas y a partir de hoy Las Rositas viviran en la Casa Hogar Amor de Niño. Debido a que el caso está bajo reserva Osborn no pudo ofrecer muchos detalles sobre su nuevo hogar, no obstante expresó que “recibir estas dos niñas va a traer muchas bendiciones a la casa”. 

“Ya tenemos sus camitas asignadas y un espacio especial para que pueden desarrollarse con sus capacidades diferentes”, dijo Osborn. Comentó que van a compartir con alrededor de otros 40 niños de su misma edad. 

Nincy Gomez, abogada de la fundación que cuidara a la niñas ahora en adelante, dijo que las niñas aún están pendientes en resolver su situación legal. No descartó que estas puedan ser declaradas en estado de adoptabilidad. “Eso es algo que el juez y el Consejo Nacional de Adopciones tendrá que decidir”, dijo. 

Entre abrazos y besos, el personal médico se despidió de las niñas. No faltaron las fotos y las lágrimas de las enfermeras que cuidaban a las niñas día y noche.

09 de septiembre de 2016, 19:09