¿Sabes por qué nos acordamos de nuestros ex cuando nos emborrachamos?

Muchas personas acostumbran llamar a sus exparejas mientras están en estado de ebriedad. (Foto: neostuff.net)

Muchas personas acostumbran llamar a sus exparejas mientras están en estado de ebriedad. (Foto: neostuff.net)

Cuando alguien no supera el rompimiento con su pareja puede hacer cosas inimaginables de las cuales puede arrepentirse posteriormente. Una de ellas, llamar o envíar mensajes de texto a la expareja en plena borrachera a media noche.

Uno de los motivos por lo que hacemos estas cosas, es porque no aceptamos la realidad que nos ha tocado vivir en ese momento. Por ello, es importante aceptar que esa persona ya no quiere estar con nosotros.

Según la sexóloga y bloguera Silvia C. Carpallo "muchas veces tenemos una realidad tan construida y un futuro respecto a ella, que cuando esa idea cambia y nuestro futuro deja de ser predecible, nos sentimos muy inseguros y perdidos, lo que nos lleva a hacer cosas que no entran en nuestro patrón habitual de comportamiento"

Esto ocurre porque seguimos teniendo idealizado el concepto del amor, pensando que el amor es un concepto estable. Es importante entender que hay relaciones que ya no nos aportan nada o que la otra persona ha cambiado sus sentimientos y que no siempre está en nuestra mano cambiarlos
Silvia C. Carpallo
, sexóloga y bloguera española.

Para Enrique Jurado, director de D'Arte Coaching, otra de las cosas que debemos aceptar es que tenemos emociones de rechazo. "El rechazo cuando somos bebés significa muerte. El abandono significa que nuestros progenitores, quienes nos defienden y alimentan hasta que nos podemos valer por nosotros mismos, nos dejan a nuestra suerte y morimos. Por eso, lo tenemos tan metido que resulta muy difícil eliminar esa sensación cuando somos adultos".

De modo que debemos aceptar que tenemos esas sensaciones y utilizar nuestra capacidad de raciocinio, de solventar y aliviar los miedos más profundos que tenemos de supervivencia.

A veces las sensaciones y sentimientos son tan potentes que hacen que nuestro raciocinio se vea secuestrado y nos comportemos como verdaderos animales, con los únicos recursos de la lucha, huida o parálisis
Enrique Jurado
, coach.

Según Jurado, cuando tomamos algunas copas de más, lo que hacemos es perder precisamente la capacidad de razonar, somos únicamente emoción y supervivencia. Por eso, nos conectamos mucho más a ese lado animal.

El drunk texting

Según explica Carpallo, el "drunk texting", (escribir un mensaje de texto ebrio), deriva del "drunk dailing", que antes de que existiera el Whatsapp, era el llamar a esa persona cuando íbamos bebidos, y por tanto, deshinibidos.

Un estudio publicado en 2011 resumió los motivos por los cuales algunas personas hacen esto cuando están borrachos:

  • Porque cuando bebemos nos volvemos más seguros y confiados.
  • Por diversión o entretenimiento.
  • Para saber lo que están haciendo nuestros amigos.
  • Por querer tener intimidad en ese momento.
  • Para confesar determinados sentimientos a la persona que queremos.

No cabe duda de que el alcohol nos desinhibe y nos hace parecer más seguros, de ahí que nos atrevamos a hacer cosas que nunca haríamos, o que nos resulte más fácil escribir un "te echo de menos" o un "por qué no volvemos a intentarlo".

El amor no es un sentimiento estable, evoluciona y cambia igual que las personas que lo sienten. Hay que entender que las relaciones y las personas van a cambiar y eso significa que a veces nuestros caminos seguirán coincidiendo, y otras veces no
Silvia C. Carpallo
, sexóloga y bloguera española.

Olvidar a alguien no es fácil y por ello hacemos cosas que no son del todo lógicas, o de las que luego podemos arrepentirnos. Pero ¿por qué cuesta tanto aceptarlo? Fundamentalmente, por dos motivos:

Según Carpallo, porque seguimos teniendo sentimientos hacia esa persona y no podemos entender que ella o él ya no los tenga, o bien puede ser incluso por orgullo, porque sentimos que el abandono es un ataque a nuestra autoestima y sentimos que nos están haciendo de menos.

*Tomado de elmundo.es

24 de abril de 2016, 11:04

cerrar